Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de enero, 2007

La vuelta de Guns and Roses

Me encantaba, la lluvia de noviembre, de la que hablé hace poco y Knockinon Heavens Doors, hablaron de ellos en la radio ésta mañana y en el loco aleatorio del Windows media player están siendo reproducidos en éstos momentos… me gusta guns and roses.

Suecos

¿He sido una mala persona? ¿Soy tonta, ciega o eternamente amargada? Me lo pregunto porque una vez viví en su país y se portaron muy bien conmigo, lo recuerdo.

Los quiero mucho, a todos ellos, buenos amigos de mi hermana mayor, su familia en el país del azul y el amarillo.

mmm complejo, creo que el tema es que estaba estresada porque se me metieran al rancho… sigue en Colombia la chiqui.

polvos de aquellos

Debo decir, sin pena, que llevo meses si echarme un buen polvo, en esto influye enormemente que la dama se encuentre lejos y que yo, pasajera del tiempo, sea una mezcla de malos pensamientos y acción retardada.

La verdad es que vengo pensando en polvos desde que no me los echo y se me arreció el tema en éstos días, tal vez porque conversando con mi prima y su marido en la finca paradisíaca donde vimos amanecer el nuevo año me hablaron de los muchos polvos que se han echado juntos y separados.

Tal vez porque viendo a mi hermana y su marido, a los amigos otros que están de paseo por éstas tierras y en general pensando en las parejas de todo tipo que he conocido y que he conformado a lo largo de la vida, llego a la conclusión de que en eso consiste el meollo del asunto: en echárselos y en que se los echen a uno.

Empiezan los polvos con un pequeño gustillo, casi imperceptible tal vez, que se va desarrollando de acuerdo a la intensidad del fuego interior de ambos sujetos o sujetas y que culmi…

Deseos decembrinos

Siempre son buenos propósitos dejar de beber, dejar de fumar, dejar de comer grasa y hacer ejercicio con mi perra gorda todas las mañanas, para al regreso desayunar papaya y jugo de naranja sin pan… bueno, no es que me lo haya prometido en forma, no lo escribí en el papel de los propósitos ni mucho menos, pero voy a intentarlo, voy a ser más paciente, amorosa y sonriente, voy a compartir más con mi familia y a ser mejor hija, mejor amiga.

Voy a dejar de medir a los otros por sus actos, que cada cual sabe que cruz carga y no soy nadie para juzgarlo, así tal vez sea un buen año, de abundancia financiera por las lentejas en el baúl y de abundancia alimenticia por los arroces también en el baúl guardados.

Con las gentes de la foto me pasé del viejo al año nuevo, sonriente y divertida, sin un bostezo me fui de última a la cama después de escucharlo todo y bailarlo todo; me levanté temprano, para meterme a la piscina 8:30 y volver a la cama de 12 a 4.

Hoy, ya en casa, con solecito de resolana …