29 de abril de 2007

Robos

Me levanto en la mañana con ataque de mal genio, se le han quedado las llaves a la dicha y muy en contra de mis deseos he escuchado entre sueños el molesto y repetitivo sonido del citófono, pienso que no va a ser un buen día, además por el presagio de tormenta que se me viene encima por la reunión de grupo.

Me levanto y hago ejercicio en el platoncito de piedras, que recomiendo del todo para renovar la energía y sentirme más contentita… hablo con la candidata y reviso el correo en una manía que a veces me parece exagerada, pero que mantengo ritual: la pagina, los blogs y los correos, el tiempo, y la jugadita de tetris son inevitables.

Me alisto para la bañada y justo en el punto empeloto dice mi hermana desde el corredor.

- ¿Te tomaste las botellas de Vodka?

Pienso rápidamente y no, no he sido yo… coñó… hubiera sido…

Más no y resulta entonces entre conversas que alguien íntimo que se ha quedado en casa y ha tenido tiempo ha sustraído de su escondite, en el cuarto de mi hermana, un dinero de emergencia…

Me entra un dolor de corazón que no se calma, cuentas mentales de quienes y en que circunstancias se han quedado en ese cuarto, descartes y un sospechoso destaca sobre todos…

Oportunista epistemológico rezaba su msn y me entra un dolor de criterio; la confianza a la puta mierda, ¿que coños hago para que estas cosas me sucedan?…

Además de salvajes, somos ladrones, joder, ¿soy yo misma un parásito?

Episodio 2

Caminamos por la calle la ex chica y yo cuando una mujer a nuestra espalda grita ladrón, veo al guapo en pique forzado y mi instinto de “haz lo correcto” le cierra el paso al malhechor que raudo me esquiva y continua su pique de la carrera a la calle, lo sigue un man que al poco se detiene y otro que de chiripa viene saliendo de un edificio y resulta más atlético que todos los demás…

Pasa un taxista al que inspiramos a salir en busca del samaritano del pique, de la mujer robada y del carterista; suelta el botín el raponero cuando se siente acorralado y justo llegando a no se donde, lo intercepta la patrulla de policía que apenas pasaba… trabajo de equipo.

Seguimos el camino con una mujer asustada que abraza su bolso rescatado, al rato, la patrulla nos trae al ruin ahora jodido en la palomera de una patrulla; le manda la mano el de verde y escojo marcharme antes de ponerle denuncia por maltrato…

Dice mi hermana que en su casa no sucede, no hay diferencias de clase, o no tan marcadas al menos, cada cual tiene las necesidades cubiertas en la tierra de los vikingos, no hace falta robar y quien lo hace, lo hace por que quiere, que es más grave que los ladrones oportunistas de mis tierras.

Me despejo la cabeza y pienso que en el mundo estamos y seguiremos estando…

27 de abril de 2007

Las cosas que una se encuentra...

La homosexualidad femenina parece haber sido más conocida: según la crónica de Felipe Guzmán Poma de Ayala, Kapak Yupanqui tenía "un cariño muy especial por ellas" (las mujeres homosexuales). Lo que no sorprende, dado que los Incas tuvieron mucha consideración por las mujeres, que tenían gran desenvoltura y mucha libertad en el trato social, gozaban de muchos privilegios e incluso podían participar en combates en tiempos de guerra. Igualmente, parece que podían ser bastante promiscuas sexualmente y participar en la toma de decisiones.

Chévere eso no? lo dicen en la wilkipedia, donde por cierto aparece mi hermana mayor como historiadora.

24 de abril de 2007

Los blogs de las lesbianas

Supe que existían los blogs un domingo de parque leyéndolo en El Tiempo de papel cuando “paseaba” al monstruo, hablaba el artículo de un hombre de Estados Unidos que trabajaba para una aerolínea y fue despedido por contar verdades secretas en un lugar tan público, me pareció un modo excelente de publicar y que la gente leyera lo que tenía yo que decir.

Intenté empezar el mío cuando el parce me contó que una amiga común había abierto el suyo y que en el que hablaba de su afición por el señor de los anillos y que el mismo había abierto otro sobre su vida cotidiana, una no se deja echar tierra, claro, así que llené formulario y publique post de prueba.

Pero la tecnología me abrumó y no tuve mucho tema que contar, no fue hasta que empecé a leer a las lesbianas españolas cuando me decidí por empezar ha hablar de mi afición por las papas fritas y las mujeres lesbianas.

Desde entonces hasta hoy, he mantenido 3 blogs, uno de ellos secreto (hoy revelado) y he conocido un sin fin de otras páginas de amigas cercanas y vistas en vivo y en directo y de amigas virtuales con quienes sólo tengo contacto de red a través de sus escritos.

Los he leído con apasionamiento de novela cuando de uno a otro van indirectazos, los he usado de escape cuando el dolor de las mujeres que he amado y no me corresponden me ha dejado sin lágrimas y cuando en el colmo del éxtasis he contado mis viajes, mis paseos y mis rumbas varias.

También los he disfrutado en el colmo del aburrimiento, cuando un sábado en la tarde llueve y me da mamera ver calle, pero me puedo estar de pantalla en pantalla haciendo comentarios.

Los blogs de las lesbianas son una terapia, una comunidad de cibernautas que se cuentan cosas intimas de la vida que en realidad no trascienden y otras que de profundas causan llaga.

Y allí están sus relojitos, sus mensajeros y sus anónimas comentaristas, de mañana, cuando prendo el bicho y directo llego a mi blog blanco y me digo, joder, hay que actualizar… y que han dicho fulana, sutana y perenceja hoy, amén de sabemos quien, que de vez en cuando sorprende con alguna cara de perro.

Y bueno, aquí les dejo, blogueras, para que actualicen y me amenicen con eso la arepita con queso crema y la fruta del desayuno mañana.

16 de abril de 2007

me duelen las amigas

Para éste escrito quería hacer una apología de la amistad, de las razones por las cuales no sentimos identificadas con unas u otras personas; pero aunque de cuando en cuando me sale un párrafo, termino con el índice apretando el delete hasta eliminarlo por completo, no me son suficientes las palabras para describir la importancia de la amistad.

¿Que características nos hacen ser amigos?, en mi caso las afinidades de diverso orden, culturales, religiosas, políticas, de vivencia y de cotidianidad, son las más frecuentes; la confianza, la cordialidad, el valor, la honestidad, el respeto, la estabilidad, el amor, la posición social, y muchos otros cientos de razones influyen la decisión de ser amiga, así como esos mismos violentados en mayor o menor grado me llevan a distinguir si sigo o no siendo amiga de alguien.

Hoy no es un día feliz, mi amiga ave renunció esta mañana después de un calvario de par meses, ¿por que se metió con la novia de quien ya sabemos? Una pregunta que solo ellas resolverán el día que le nazca hacerlo.

Lo cierto es que el círculo de las amistades, el mapa relacional de los últimos tiempos se volvió una locura desde entonces; hubo quejas de lado y lado: - que me dejó sin amigas, que me partió la confianza, que me volví un hongo…

De esas reflexiones sale el tiempo de las evaluaciones; esas razones y otras muchas son las que nos dan criterios de decisión, las que nos hacen seguir siendo o nos hacen por el contrario voltear páginas con y sin arrepentimientos.

Hoy hay en mi vida amigas que extraño y no volverán a serlo, al menos no con la misma intensidad que en sus inicios, pero eso tiene también la amistad, grados de intensidad, grados de profundidad en el abrazo, beso o saludo de mano.

No es que yo sea la más cercana a las personas, y lo admito, mi concepto de amistad es tan loco que pocas personas llegan en mi corazón a recibir el epíteto de amigas, al resto les conozco y estimo en su mayoría pero son amigas en minúsculas.

Bueno, este post iba más por el lado de la reconciliación, por el lado de que a veces los amigos meten la pata malamente, roban, mienten, se comen a la novia y confrontan tus principios; esto le sucedió a mis amigas de éste cuento, que dejaron de serlo, puede ser por que no se sabían el dicho “yo no me como a los amigos porque se acaban” de mi conocido barrigón.

Entonces me duelen las amigas y los buenos tiempos de poker de sala, su drama y mi reflexión de este weekend, me llevó al caso de barbarie y los amigos maravilla; pienso que hay que saber que la vida sigue, que las novias van y vienen y no por eso los amigos dejan de serlo.

Los mejores deseos para ambas, espero que un día restablezcan la confianza y se den el abrazo que se quedaron debiendo.

11 de abril de 2007

Me gustas monteriana

Me gusta tu costeñidad
La manera como mueves el cuerpo, me fascina,
Como un espejo en mejorado.

Como miles de historias de infancia; cuentos, leyendas, detalles de tu vida que no conozco y sin embargo intuyo, ansío…

Eres un ser humano valiente, reconfortante, detallista, especial; tienes compasión, compromiso social, una vida feliz de buena persona, de mujer amada.

Te encanta el alcohol y por eso te imagino sentada en la feria ganadera, bebiendo rones, bebiendo whiskeys, en el tiempo aquel en que no sabías si eras hembra o macho; ah mezcla que se cierne con los años.

Tienes los ojos verdes y me encanta tu figura en mi mente hoy; que eres tú, amada por mí, en mi cama desnuda…

7 de abril de 2007

Los dimes y los decires

Saber las cosas, no es lo mismo que andarlas contando. Si hay un campo en el que me precio de no hablar de más, es justamente el campo de los amores de otras personas que no sean yo y que me cuentan sus cuitas o yo las vea vivirlas cuando vivo las mías…

Resulta que hoy, muy sábado pasionario, me he puesto a pensar en ello y me he acordado de las veces muchas en que injustamente me han acusado de contar las cosas y de las, también varias en que me he dado cuenta de ellas y no he dicho nada.

Es tan popular esto del chisme, bien o mal intencionado existe, esta el que le carga una amiga mía a otra para agarrarla en falta, le dice que tales y que pascuales le han dicho estas y aquellas, todo con el ánimo de hacer caer a la pecadora.

Pero quienes caemos somos las indiscretas que sabemos del desliz o las que nos hemos dado cuenta de su existencia y sin embargo hemos, como no, mantenido prudente distancia.

Ah, los dimes y los decires, el sistema es simple, cuento lo que me conviene, callo lo que me conviene y recuerdo de cuento en cuento las sabias palabras de algún anónimo, el pez muere por la boca y eres dueña de lo que callas y esclava de lo que hablas.

Esclava era la señora del pueblito donde estudié, que fama tenía y se la he alabado de saberlo todo en el infierno chico, esclava soy yo a veces de mi suelta boca, como el imprudente “las películas porno son instructivas”… y ni porno era la orquídea salvaje, pero claro, las palabras también se dan para malinterpretarlas, retorcerlas y acomodarlas.

Volvemos al punto de lo que dice aquella que dices tu, y ni te enteras, me saben a cacho tantos ires y venires, me guardo mis palabras y mis comentarios, no quiero ser cáustica ni viperina.

Lo que hagan en la cama o fuera de ella quienes conozco es asunto suyo y yo a lo Pilatos… me lavo las manos y no juego más.

2 de abril de 2007

El rey del caribe


Mi papá no era el más más simpático del mundo y menos conmigo, se embriagaba soberanamente aunque bueno, borrachos los dos nos iba mejor; juntos nos dimos varios tragos de boleros y arreglos de contestador; era un gran jugador de ajedrez, deporte que amo, pero en el cual me va pésimamente.
Odiaba a los perros tanto como yo los amo y estaba un poco loco, sobre todo por los derechos de las personas, algo que tal vez heredé...
no se quedaba cayado si algo le parecía injusto.
Se fue un enero hace ya varios años y de los buenos recuerdos que me quedan de el, existen en la memoria su saco de trabajar una noche muy fria, sus zapatos gigantes y mis juegos solitarios en la sala del apartamento de su mujer la costeña.
Su lectura del periodico en la mañana junto a la taza de café y el mote de quesó que le preparó la mona y que se comió de despedida; que risa estupenda.
Me lo recordó el padre de una amiga y bueno, tuve que traerlo aquí, este era, mi papá, el rey del caribe.