Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de junio, 2007

El sendero del olvido

La amiga chucuchucu ha entrado en un estado que hemos dado por llamar para efecto de éste post, el sendero del olvido; yo se lo vaticinaba, que iba a entrar en el tortuoso camino de quien se pega de la que ya pasó.

Yo se que ella, cuando lea esto me va a decir que no es cierto, pero claro, no importa, le estoy poniendo su nombre a lo que me ha pasado y a ella le han pasado cosas distintas; tu, saca de aquí lo que te convenga, y las demás lo suyo, que hay para todas.

Es algo que ocurre en varios pasos, el vía crucis de ser la última de la fila y tratar de evitarlo.

Perseguí esa espalda hasta que un día me supo a cacho, pero tal y como he visto en estos toros, digo yo que el sendero del olvido, sino es igual, es parecido para todo el mundo.

Digamos pues que es hace tiempos y salgo yo con mi gorra y la gota de lágrima en el ojo aguado y el corazón es un sin fin de mensajes contradictorios… ¿que pasó? Inevitablemente, he dejado de gustarle.

Paso uno: Desaparece de mi vida y esto incluye, no ve…

Actualizando

Sábado de tarde lánguida, como todos los sábados, desde los de la infancia en que esperaba inútilmente que mi padre llegara a recogerme a la hora que había dicho.

He dicho esto mil veces y si no lo he dicho, al menos lo he pensado, pero bueno, es sábado y en el reproductor de Windows suena “violín” de Gigi D´agostino… y luego una de la de los tangos nuevos que el parce sabe como se llama.

La chica de la panza plana me dejó nueva música ayer y mi perra Sat se regodea por la casa; le dio ataque de dicha, como el que suele darle cuando voy a recogerla luego de las vacaciones forzadas.

Ha pasado el tiempo muy rápido en estas semanas, he sentido una dicha inmensa y luego una rabia profunda, me he puesto triste y me he contentado, he salido en la tele y me han visto un jurgo, hasta en España el exnovio del libro del otro planeta y me da mezcla de ¡que chimba! y ¡que oso! que todavía no termino de pasar, pero bueno, esas son las luchas de las ciudadanías plenas que sin querer se notan.

Votos a f…

mi pareja estable

Me perdonará la mona porque la meta sin querer en esta historia, pero resulta que me entró nostalgia porque éste año no va a estar marchando conmigo, como bien se sobrepusiera el año pasado a sus propias taras, me da tristeza también que la pareja de sus amigas, no estará con nosotros en ese acto, pero bueno, esas cosas pasan; otras amigas se unen en lazos largos y duraderos.

Mi rubia se ha ido lejos, dolor de hombro incluido, para hacer cosas que aquí no hace y yo la respeto por eso, pero me aburro un montón pensando en ella y no conociendo ni haciendo cosas con nadie más, rumbas maricas ahí, recreando el ojo apenas.

Eso es una pareja estable, me digo, una que soporta inclemencias como la lejanía y mantiene intacto el deseo de seguir con ella por mucho tiempo más.

Mona, se te retequiere.

Los mejores amigos

El primero de todos se llama Zeus, lo he visto toda la vida, en una foto blanco y negro cuadrada de marquito blanco, la foto está medio rota y el perro es un pastor alemán detrás de una cerca, que como gran hazaña llevaba a mi hermana al colegio cuando tenía 4 años y más asombrosamente, iba a recogerla sin que nadie le dijera que hora era… claro, vivían en villa de leyva, aclaro.

Yo creo que por ese perro quiero a todos los perros del mundo, y nunca en mi vida lo conocí en vivo y en directo. Desde el, hasta sat… han pasado perros de todos lados y de todas gentes, incluso, un par de perros de peluche, el primero de ellos, un san bernardo divino que me regaló mi amiga que vive en España, cuando vivía en la calera y el otro (cachete sonrojado) un giordano que me dio mi mamá para convencerme de no tener caninos de verdad.

Por que si, mamá nunca me dejó tener un perro que cagara, y cuando viví con mi prima la del cole, ya aquí donde vivo, me acostumbre a violeta la come cucharas, así que cua…

Y fui al chuzo

Después de lo doloroso de la experiencia de ser excluida y rechazada dos veces, me decidí a ir al barcillo aquél, y aunque estaba bastante confiada… no dejaba de asaltarme la duda ¿será que me dejan por fuera? Y bueno, al pagar miré al de la caja de frente y hasta altanera, con toda la actitud, me dejaron entrar, nadie dijo nada y creo que el vigilante de la puerta ya no era el mismo, no conocí al señor de la cámara, pero me he prometido que cuando se de, se lo preguntaré a quema ropa… ¿Por qué hiciste eso?

La pasé como era de esperarse, viendo a las unas y a las otras deambular, me dieron un beso de mejilla y me quedé en la esquina divagando al respecto… que cosa si los sentimientos cambian, que cosa si la gente que uno quería deja de ser igual en el corazón, que cosa si no nos damos cuenta de los cambios y nos creemos insuperables, que cosas ¿no?.

Yo al menos me siento tranquila, pienso en mi mona, la llamo, me llama ella y aunque no es la relación del cielo y la tierra, al menos se q…

Mantis Religiosa

Las monitas del álbum

Yo, tengo un primo que juega voleyball, cuando éramos chiquitos compartíamos nuestras monitas del álbum, en realidad yo siempre sacaba la peor parte, el man me cambiaba las suyas por dos de las mias; en todo caso llené las páginas difíciles antes que el, me parece sufiente…

En ese album conocí al mundo imaginario de una señora que se llamaba Hanna Barbera, que me parecía una dura por ser mujer y haberse inventado a los picapiedra.

Con los años supe que eran dos señores bigototes y de de gafas, muy distintos a la Hanna de mi imaginación.

Luego, ya grande cumplí el sueño de la vida, también a medias, dos veces tuve álbum y me hice adicta a las chocolatinas jet chiquitas, por eso, por la mona, repetidas muchas en toda la vida, pero la de ayer estuvo campeona, la transcribo.

MANTIS RELIGIOSA. Insectos del orden Montodea. Pueden medir de 5 a 7 cm. Sus patas anteriores están modificadas para capturar presas.
Presenta mimetismo con hojas verdes o secas en las cuales se posa e…

Me quedé por fuera y se fue la luz

Yo soy la reina de la llave, nunca las pierdo y nunca las dejo olvidadas en casa, supongo que es la buena costumbre de haber vivido sola, si las hubiese perdido cuantos cerrajeros no hubiese tenido que pagar… y ya sabemos como es mi economía.

Pero hoy me quedé por fuera, fui a buscar la película DeGenerada y como era en el video de la esquina, le dije a mi hermana que salía sin llaves. Claro, un poco culpa mía, que me encontré con el parce y me fui con el a conocer el edificio nuevo.

Regresé más de una hora después y mi hermana ya no estaba; cuando resignada después de haber timbrado 100 veces me iba a des-esperar en un café, me abrió la señora de la oficina, que comono es su costumbre, no abría la puerta al timbre, hasta que notó que mejor y me abría… y ahora, mientras lo escribía… se fue la luz .

Dedos mágicos

A mi no me gusta andar dando besitos al saludar, me parece que es un asunto de confiancitas innecesarias que no comparto del todo, por eso los niños pensaban que yo era rara cuando estaba en el colegio y luego en la universidad les parecía exótica y lesbiana.

Tampoco me gusta mucho que me toquen y por eso camino cuidadosa y en zigzag para no tropezar a las personas; esto sucede a menos de que sean personas que me dan buenas vibras y entonces bien, me gusta tocarlas y a veces ser tocada por ellas, pero en general me cuesta trabajo el tema de la proxémica, lo admito.

Lo que si es un hecho comprobado en distintos frentes es que por muy poco que me guste tocar o ser tocada, tengo dedos mágicos y se usarlos, cuando empiezo a moverlos sobre una superficie de ese modo especial se me quita la tara y me dan ganas de seguir tocando, pasarlos finamente por la piel de alguien y que esta se abra a ellos como si de una llave se tratara, es una experiencia increíble.

Yo llamo a mis dedos mágicos porque…