27 de noviembre de 2007

el weekend en imágenes...

Recomendada total... fui el sábado con la amiga con nombre de lobo













El cumple de mi tía la mayor que hace unos días se partió la mano.






y luego de camino a Laural... un arcoiris.



Y éste... el sol de ésta mañana.


PS: En el sidebar, canción nueva...

26 de noviembre de 2007

un beso para chu



Bueno chu... me tomó más tiempo del que esperaba... pero éste es el post que te dije ayer... otro beso chu.

23 de noviembre de 2007

Mi perra es una dura

Tengo desde anoche una sonrisa que parece una pelea de perros, (toda llena de dientes) porque si; gracias a Dios, al sentido del olfato y a la vocación callejera de mi ángel piernipeludo… está en casa partiendo pepas de alimento canino.

Ayer, como ya dije, me fui donde el parce y entre entrares y salires escapó sat de manos del vigilante, yo la busqué infructuosamente, así como la buscaron el parce, el chico de las gafas y todos cuantos se enteraron de la triste noticia, pero nada, desaparecida de la faz de la tierra.

Cuando ya el ánimo se había salido por completo de mi cuerpo y conversaba con mi chu sobre la pérdida del can y la estrategia de carteles y ruta de búsqueda para la mañana de hoy… sonó el citófono.

Salté de la cama como un resorte y le dije a gritos a la rubia de ojos verdes:
- Llegó, llegó, llegó sat, espérame, me esperas? Ya vuelvo; todo esto sin oír respuesta, bajé las escaleras poniéndome un zapato y claro, así era, me informaba el jefe de vigilancia que el señor de la ronda la había visto de lejos en el parque; los vigilantes estaban advertidos desde mi entrada a las 4:30pm (amo a los vigilantes del edificio).

Confiaba, como sucedió, en que ella sola llegara al parque, todo permitía pensarlo, pues sat es una dura, ha pasado muchas calles sin collar y sin trailla y en los últimos tiempos hemos caminado por toda la periferia.

Llegué corriendo al parque y la llame como suelo, vino corriendo ella también a mi encuentro y luego de un silencio de segundos empezó su retahíla, ladró todo lo que le había pasado y me hizo pensar que es cierto lo de la propaganda.

Yo le hablo y ella me entiende, pero ella me habla y yo no se que dice.

Llegamos a casa y se fue directo al agua, costó díos y ayuda que subiera a acostarse y una vez arriba se quedó en el colchoncito y ni me volteó a mirar… estaba resentida.

Ya ésta mañana se le pasó y la estrujé como suelo, ahora mismo toma el sol en la sala y disimuladamente la seguiré con la cámara… ya vengo…

Como ya sabemos, tampoco le gustan las cámaras.

22 de noviembre de 2007

¿Dónde está sat?




Entre los miles de defectos que pueden tener los perros, la mía tiene uno insalvable, y es el miedo a los carros, desde cachorra experimentaba las sensaciones más amargas al subirse a un vehículo automotor.

Creo que por eso terminó refundida, como está hasta hoy jueves a las 5:14 pm, se le soltó al vigilante del apartamento de mi amigo Sergio y aunque grité y silvé por ella, no dio señales de vida; la he buscado por las calles montañosas, desde la casa del parce hasta aquí sin éxito alguno.

Cuando abrí la puerta de la casa, casi me da un soponcio, la extraño un montón y esta noche cuando me acueste será peor.

Quiero a mi perra piernipeluuuda, espero que como todos suponemos logre volver sana y salva en unos días… chulito porfa, para que aparezca.

:S

21 de noviembre de 2007

PROGRAMA 15

5:53 y converso con la lagartija por el gtalk, me pregunta porque no me apuro para el programa y yo le digo que no hay lio, que estoy en el horario acostumbrado.

El parce timbra o yo espero abajo y salimos rumbo a la emisora, martes, 6:10 pm, todos los martes, desde hace poco más de 3 meses, ayer, debíamos recoger a la invitada frente a la salida de la 26 de la universidad nacional.

40 minutos en llegar a ese punto, no hay modo de que entremos en directo a hacer el programa, llamo a la directora de la emisora y le digo que con el tráfico que hay, es imposible que estemos allí a tiempo.

Propongo una llamada celular, acepta y arrancamos el programa por ese medio, la cosa salió bastante decente, entramos a la cabina a las 7 :45 y salimos del aire a las 8:00 en punto... gajes del oficio.

Ps. Tengo reunión de programadores ésta semana, espero que todo salga al pelo despues del show en vivo.

Remedio para liss

Querida Liss, puedes hacerte presión con el pulgar y el índice en el punto indicado en la foto y su contra parte del otro lado de la mano, (Como solo tengo dos manos, o tomo la foto o hago el masaje)


Ps.cuando niña tenía un miquito de oberol y camisa de cuadros rojos y blancos que se chupaba el dedo y se rascaba la oreja... como yo, se llamaba liss.

16 de noviembre de 2007

A mí si me gusta la navidad

Pese a que este año decidí salir de todos los adornos navideños que me habían acompañado en la vida, me gusta la navidad.

Recuerdo una en que pinté yo misma el pesebre, y me hice regalos de papel, con los que terminé haciendo una fogata con el primo del frente; otra en que compré un arbolito de palo de escoba y churruscos de lavar la loza pintados de verde y me escapé con el mismo primo a ver el edificio de bavaria iluminado en forma de estrella, probablemente el primer edificio adornado en navideño que vi en mi vida.

He pasado navidades en familia, aquí, allá y más acá, una vez en Italia con una mujer que me planchó la camisa y a la cual recuerdo de infancia como fiurabanti.

Otra en París en un salón de la “mason de la suede”, rodeada de estudiantes extranjeros y amigos temporales; En el corazón por lo que significa para mi lesbianismo lo que sucedió esa noche… Aquella en que el parce se fue de bruces por la calle con la amiga del balcón y los montecarlo, y como prueba de ello le queda cicatriz en el brazo y a mi, noche en la casa de la estudiante de etiqueta.

He pasado todo tipo de navidades, hasta las no navidades de Egipto, que en vez de arbolito tuvieron pirámide para que los niños la pasaran bombi… como sucedió y las que sin pena ni gloria he dormido en mi cama sin intensión de celebrar.

No es que crea que el niño dios trae regalos o que san nicolás era un monje alpino, pero los aguinaldos de beso robado, pajita en boca, estatua y disco rayado, la natilla, las fiestas y las algarabías, me gustan, porque unen gente y dejan recuerdos que son como adornos del gran árbol que es la vida.

Encuentros y llamadas…

Siempre había dado la vuelta de la mañana hasta el parque nacional, del mismo modo; me iba por la séptima y regresaba por la quinta, pero un día de ésta semana decidí que era buena idea empezar a caminar por otros caminos, pasear por otros lados, disfrutar de otro modo la caminada.

Así me he cambiado de acera sin razón alguna y me he ido de norte a sur y de oriente a occidente sin una ruta fija, la idea es… cuando me canse, retorno, sin afanes, sin planes, solo por caminar.

Desde esa perspectiva es entretenido ver al mundo revolotear alrededor cuando uno tiene por única misión pasear la perra y caminar al menos 4.000 pasos al día para que se note la diferencia en el cuerpo y en el ánimo.

Hoy atravesé el parque, pasé por el puente del mambo donde saludé a dos auxiliares que estaban en guerra de pepas de eucaliptos y se pusieron muy serios a mi paso… me dieron risa, los cambios en la gente desde que me dicen señora.

Luego subí por el lado de la biblioteca y vi como una mujer que tenía buen lejos parqueaba una camioneta gigante con una mano mientras hablaba por teléfono con la otra, en contraste una niña de escultural cintura y desafiante barriguita al aire, pasaba a mi lado, hablando por el mismo medio, increíbles los celulares (pero ese es otro post).

Pasé por varios puntos hasta terminar en la séptima sentido norte acera oriental, cuando a boca de jarro me encontré con una de las hermanas maravilla, full abrazo de cariño.

Su hermano muy rasta y muy majo saludó apenas, como siempre, promesa de visitarla en la calera, como siempre sonrisa, chispas, en el semáforo recordé que hay facebook del colegio, pero no hay lio, ella es poco amiga del medio digital.

Llego a casa por la entrada principal del parque, y apenas abriendo el ascensor en el noveno suena el susodicho… es la chica del frenillo que pretende sepa quien es ella solo por el saludo, a verrr… le digo que ella y yo nunca hemos hablado por celular, que no se las de de artista, me dice que si no la he grabado, le digo lo del otro número, éste es de la oficina…

Nota mental, debo mandar a revisar el que le di a mi madre que ahora no carga la batería, sigue la conversación con la amiga en el balcón de la sala, propone, me emociona la propuesta y se me llenan de ideas los sistemas de sustentación y quedamos de vernos en la semana que viene… la matita de las chicas vegetarianas florece y me regodeo cual gato, porque me gusta el paseo de las mañanas, donde todo pasa por el lado.

De ñapa foto tomada anoche… vista desde el apto de bamboocha, samarian gold y 1969 mientras vemos pura sangre, con los llegados de comercial con celedón.

14 de noviembre de 2007

Lesbiana de camisa a cuadros

Una exnovia de una amiga mia escribió un guión de lesbianas en el que una de las protagonistas se dedica a las labores del campo, muy macha anda en camioneta y su característica primordial es que usa camisas a cuadros.

Eso me causa gracia porque hace años que me visto del mismo modo, una cosa ha llevado a la otra y debido al pie grande, a la algodonés de la tela y a lo ancho de quien escribe, siempre he usado ropa más de hombre que de mujer, lo que ha incluido por supuesto, camisas a cuadros.

Mi madre lo criticaba disimuladamente en los 80 cuando los blue jeans rotos en la rodilla, los convers, las tirantas y el sombrero eran mi sello distintivo, chambilo, como no hablar del pelo cortado en un pasaje de la 63 donde no costaba mas de 2000 pesos, sin permiso de ella misma… upale, que fogonazo de memoria.

Bueno, el caso es que el otro día estuve mirando mi guardarropa y me acordé de algunas prendas que han marcado mi vida.

Pantalones, camisas, bufandas, gorras, la franela de debajo que de tanta utilidad fue en Europa; los cucos tipo abuelita que nunca fueron impedimento para la conquista, y los amo porque sostienen la barriga; las camisetas rojas las de rayas, la de Bolivia con su dibujo indescifrable y las de los dálmatas que fueron tantas; la camisa azul que me recuerda a la australiana y al sofá de antes. ;)

Pero sin duda las más usadas, las siempre actuales, han sido camisas a cuadros, las he tenido de rosado y negro en los tiempos de falda volantona, las he tenido en un algodón motoso de lo más sabroso al tacto, de clásicos azules y rojos, escocesas, de pijama, de tela de mantel y más de saco que de camisa…

Decía mi profe el de la proxémica que había mentes tan cuadriculadas como sus camisas, cuando puyero me instaba a mejorar en algún aspecto específico de la realización audiovisual, no se que razón haya tenido.

Y hablando de cuadros… vuelta otra vez a la edición.

12 de noviembre de 2007

Linderos, mojones y mosquitos picones.

Recuerdo los tiempos finqueros de la infancia, cuando nos íbamos a los llanos en el campero rojo, pasábamos por vilavo, puerto López, puerto Gaitán, paso Arimena donde tocaba dormir si queríamos llegar de día al “paso del muerto”, en la segunda jornada Guacacías, dos o tres fincas inmensas, y finalmente, al atardecer, llegábamos a donde los vegetarianos, el lugar donde había fincas de iniciados y un ashram a éste lado del río tomo en el departamento del vichada.

Allá el tema de los linderos era eterno, pero divertido, pues paseábamos en el suzuki por entre montes hasta llegar a un punto donde había una placa del agustín codazzi… algo que en medio de la nada indicaba hasta donde llegaba una propiedad.

Esas eran las vacaciones siempre, ir a los llanos a ser picada por zancudos, sin televisión, ni electricidad, siempre con personas diferentes, a hacer cosas distintas, como marcar ganado, apagar incendios forestales o tener sexo en la carpa…

Eran tiempos de ladrillos al sol y paseos a la finca vecina que casi siempre terminaban en baño en el caño de la cascada o en el pozo de la pitón que por fortuna siempre se quedó dormida, tiempo de ir en bicicleta arreando vacas por el monte…

Cuantas furias me hizo pasar el primo Andrés… tremendos sustos y aventuras esas de vacas con nombres de persona, éramos los amos del llano, con los vecinos alemanes y los del quiosco de hamacas tan agradable de estar…

Los tiempos cambiaron y hubo que dejar esas tierras, cuando las carreteras empezaron a ser dominio de militares buscando guerrillas.

El sábado fui a definir el tema de la cerca en la casita que mi madre en turmequé.

Tengo el brazo como una mazorca por aquello de ser picada por mosquitos, y poniendo unas piedras a modo de mojones me quemé el cuello, definir linderos al modo turmequense, me enseñó de medianías y cercas.

Me gusta el tema finquero.

10 de noviembre de 2007

Sonará chistoso lo que te voy a decir, pero es que no tuve tiempo de preguntártelo en persona…

¿Quién es el amor de tu vida?

La mujer que con sólo existir te roba el alma… la que, muchos años después quieres tener a tu lado en la cama a la mañana siguiente…

¿Quien es ella?

Me preguntó sin titubear, antes de beber otro sorbo de cerveza.
Me quedé atónita… quien puede responder algo así, y en la primera cita.

Recuerdas el día en que sola, sin nadie a tu alrededor te dijiste a ti misma que eras lesbiana, con todas sus letras, con todas sus implicaciones… bueno, así de desnuda me sentí cuando me preguntó eso.

He perdido completamente la cordura… he sentido entonces que el mundo me pertenece… que puedo ser perfecta, que lo soy, sin duda.

Como me imagino contigo…


no tengo la menor idea de cuando o por que razón escribí las frases precedentes, me las encontré ayer por la noche y me gustó leerlas, ésta mañana, me esperaba su página de word abierta y las volví a leer, y me volvieron a gustar, aquí las dejo.

9 de noviembre de 2007

Esta soy yo...

Vista de frente y con la misma figura que recuerdo de la juventud... 30 kilos menos en esa foto... tantos años pasando aceite por el cuerpo, comiendo papas fritas... neuronas explotando horizontes más verdes; lo sagrado y lo profano mezclados en la indiferencia de saberme invulnerable.

Tantos sumergirse, nadar y salir a flote; tantas gotas recorriendo buenos tiempos, tantos tiempos secos y austeros, tanta soledad, tanto encierro, tanta libertad reconocida y sabida de antemano.

Tengo mil recovecos, alegrías y tristezas que se han quedado en la memoria o se han disuelto... llevo en las entrañas conocimientos ancestrales y miles de pequeños detalles adquiridos con el paso del tiempo.



Estoy hecha de todos los colores, mezcla perfecta de embrujos, hechizos, y plantas bondadosas, soy todos los menjurjes habidos y por haber.

Tengo una cabeza pensante y circundante y la vista fija en una meta, tengo el cabello largo, cano a trozos y sabia de misterio, herencia de mi madre; llevo en las manos cubiertas, el designio del conocimiento como un algo que se da gratuitamente... solo a unos cuantos.

Soy generosa, manirota aveces, un ser humano como cualquier otro habitante de esta tierra, soy luz, soy guía, soy el reposo de pensar que la paciencia ha de ser mi virtud mejor guardada.

camino por el mundo con los ojos abiertos y me sonrío, porque nunca hay un mejor día que éste.

7 de noviembre de 2007

Querer de lejos

Creo que soy la reina del concepto, querer de lejos, desde niña, cuando me enamoraba perdidamente de mis mejores amigas, las veía con sus novios y me convertía en confidente de sus alegrías y tristezas, jamás decía nada, de hecho yo misma no tenía claro lo que sentía, porque enamorarse de otra mujer, estaba muy mal visto y ya era bastante jarto que me dijeran marimacho, como para añadirle el calificativo de lesbiana o el más coloquial de arepera.

Ah, si la educación entonces hubiese sido lo que espero de ella conseguida a través de políticas públicas y concientizada en el imaginario colectivo, no habría habido discriminación por orientación sexual y fijo me hubiera lanzado a decirles que me gustaban y quien quita alguna de ellas hubiera gustado de mi.

Pasado el tiempo al fin llegó el día feliz en que me dije lesbiana y después de un par de intentos cibernéticos, con llanto incluido (se me retuerce el corazón a veces de pensar en ellas) me enfrasqué en la relación que he llevado durante los últimos años con una mujer mayor que yo, a la que no le gusta que hable de ella en éste medio, pero a fuerza, siempre termino haciéndolo, lo siento ;(.

El último año largo lo hemos vivido en un amor de lejos que a veces resulta complicado y otros días, como hoy… enamora y da más ganas de esperar sueños y arrunches y puchecoserias.

El valor sentimental de las llamadas y de los encuentros de Gtalk y msn se aumenta a la n potencia cuando tu pareja vive en otro lado, ver su muñequito verde haciendo carantoñas entraña una felicidad que embeleza y solo es posible disiparla con un chuuuuuu gigantezco y acompañado de signos de admiración y una sonrisita que pica el ojo ;)

La manera de extrañar su presencia en los espacios juntas es también un modo de quererla más aunque esté lejos, sus zapatos olvidados y que uso con frecuencia, el aroma del perfume que me trajo en su última visita, la foto que reposa en el escritorio como recordatorio de que por allí está, en algún lado y me quiere.

Yo se que la gente cambia, yo misma he cambiado un montón en los miles de recovecos que llamo vida por no alargarme en epítetos; pero creo que el tema de querer a alguien a quien no vez todo el tiempo, con quien no estás físicamente, es un asunto de profundidad y de esperanza que siempre vale la pena intentar, porque habla de un amor más fuerte que el meramente carnal.

Si no viene, iré a visitarla… puede ser para febrero, si no sucede como está previsto, pues he notado últimamente que mi vida tiene sus propios planes… ya vendrán otros post que lo cuenten… por lo pronto, a comer frijolitos, que hoy vino a casa, la dicha del hogar.

Chuuuuuuu… te extraño.

3 de noviembre de 2007

Un paseo por el parque nevado

Oye... si no estás escuchando la canción de la barra derecha... es mejor que la pongas para ver este post.


Cuando me asomé a la ventana, pensé que estaba en París, más o menos una hora antes había iniciado la tormenta y yo me había dado mi motoso de por la tarde pensando en ti.



Creo que se repitió mil veces la sensación que tuve ese día en el cuartito de la cite université, cuando vi la nieve en el parque.



Te invito a un paseo por el parque nevado.



















Come rain or come shine… soy un día feliz.