31 de diciembre de 2008

Un feliz año pa ti

Antes

y después

Año nuevo, look nuevo...

Un saludo muy amoroso para todas las personas que pasan por aqui...

y valga la cuña, sta noche deseandoles feliz fin de año desde www.radiodiversia.com

24 de diciembre de 2008

Navidad

Son las 9:30 am del 24 de diciembre y ya en la nevera se encuentran los víveres que alimentarán mi cena navideña en la radio… cuantos días diferentes para celebrar la misma tradición cristiana, el año pasado lo pasamos familiares en casa, con la sobri, la mamá y la hermana, regia navidad esa, con múltiples regalos, faltó chu, pero no sus regalos…
Hoy veo en MTV como le echulan la máquina a una saltadora de Inglaterra y pienso por supuesto en lo que me tiene haciendo chulito hace meses… que sea mi christmas present… bueno, más mi regalo de reyes.
El parce anda con su costilla en la tierra de las hormigas y mi madre visita al flaco en la tierra del flaco, mi hermana no estará en estas tierras por estar en las gélidas del norte con su combo vikingo y bueno, yo me voy con mi nuevo combo de radialistas a dar la feliz navidad jo jo jo por la honda de la radio.
Entonces si están conectadas y conectados les convido a que nos escuchen… la pensamos pasar bombi.
www.radiodiversia.com hasta las 2 am, hora de Colombia.

19 de diciembre de 2008

No más violencia sexual contra las mujeres

Hace días escuché el rumor de que a una de las jóvenes mujeres del supermercado del primer piso del edificio donde vivo, fue violada en el puente de la 26 con 5ta, muy cerca de mi casa; el tema me pareció nefasto pero no hice nada al respecto, no sabía cómo o que hacer, lo cual me pareció nefasto, además porque a los pocos días vino la mujer de la oficina a decirme que por oídas callejeras de su parte, se había enterado de al menos dos violaciones mas, que involucraban a mujeres estudiantes de la universidad en la circunvalar, me sobrecogió el rumor de solo pensarlo, sentirme impotente ante un monstruo urbano de puente vehicular.

Dejé así, como suele suceder en estos casos, hasta la noche del 16 de diciembre, cuando estando en mis maricadas empecé a escuchar un rumor que se convirtió en arenga: NO MAS VIOLENCIA SEXUAL CONTRA LAS MUJERES, NO MAS VIOLENCIA SEXUAL CONTRA LAS MUJERES.

Pues bien, algunas y algunos de mis vecinos y vecinas fueron con velas, a parar el tráfico y quejarse de lo sucedido, yo por supuesto al escucharlos salí enardecida, algo haremos, aunque me haya enfadado un poco la manera de actuar de algunas personas, pero claro, cada cual con sus ideas…

Cambiado de tema, pero por los lados femeninos, mi prima tuvo un embarazo ectópico y la operaron, perdió al bebé pero ya todo está en orden, me persigno aunque no profese, se salvó la prima.

Hago tareas varias de fin de año y tengo todos los dedos (hasta los de los pies en chulito) para que el plan salga al peluche… detalles cuando regresemos.

Aunque llovizna en la ciudad, me llevo mi chaqueta favorita y a mi única perra al parque de la independencia… antes de MUNDOLES www.radiodiversia.com

Las dejo con éste video…



ps: y no hubo programa por el traslado de la emisora a su nueva sede.

18 de diciembre de 2008

Un cuentito navideño

CUENTO DE NAVIDAD
José era carpintero, judío y gay. Haciendo uso de sus conocimientos, se había fabricado un gran armario en Belén, en el que vivía con su amiga María, al abrigo de la persecución homófoba que había desatado el imperio romano contra los homosexuales y los judíos de Jerusalén. María no había conocido varón, era lesbiana, y había decidido tener un hijo por inseminación artificial con el esperma de su mejor amigo, José. Ahora se encontraba a punto de dar a luz en el armario de Belén. La noticia corrió por el ambiente y llegó hasta los rincones más alejados de Oriente.
En el Kurdistán vivía el antiguo rey Melchor, que había sido destronado por los turcos cuando invadieron el país. Melchor tenía 50 años, llevaba una larga barba blanca que cubría un torso ancho lleno de vello que hacía las delicias de los pastorcillos kurdos. Había conocido a José en el cuarto oscuro de un bar de Ereván, la capital de Armenia, y sabía que él y su amiga María esperaban un niño, así que decidió ir a verles para celebrar con ellos el alumbramiento. Se montó en su camello con algunos regalos -una chupa de cuero para María, una botella de popper de Kazajstán para José y la última edición en pergamino del Planeta Marica- y se encaminó hacia Belén. Al llegar a un oasis en el desierto de Palestina Melchor hizo una parada para ir a mear junto a una palmera, y en ese momento se encontró con un hombre de hermosos bigotes, ya entrado en años, que estaba meando a su lado y que le miraba insistentemente. Melchor le invitó a pasar la noche con él en su tienda. Durante la cena el hombre le explicó que se llamaba Gaspar, era palestino y había sido rey. Casualmente también conocía a José y la noticia del parto, y en ese momento se encaminaba a Belén para conocer al niño y darles algunos presentes: opio iraní de la mejor calidad para ella y telas de Palestina para él. Melchor y Gaspar pasaron una apasionada noche de amor en el oasis, y decidieron ir juntos a Belén.
A los pocos días Melchor y Gaspar llegaron a Jerusalén, y decidieron ir a una sauna a descansar. En esos días de invierno la sauna era muy visitada, pues era un lugar cálido y tranquilo donde charlar y disfrutar. Melchor y Gaspar repararon inmediatamente en un hombre grande, de piel muy oscura y barriga peluda, que les fascinó de inmediato. Se acercaron a él con ánimo de conocerle, y les dijo que se llamaba Baltasar, era uzbeko, rey de una tribu del norte de Afganistán, y había huido de la represión que habían desatado allí la secta de los tulipanes contra las mujeres y los gays. Decidió dirigirse a Belén a ver a su amiga María, de la que sabía que estaba encinta, y le llevaba como regalo tres caballos árabes y un disfraz de drag-king. Entre los tres cundió un gran regocijo al descubrir la casualidad de conocer a José y María, y lo celebraron pasando la noche juntos.
Eran aquellos los días del rey Heterodes, quien gobernaba toda Judea con una gran homofobia. Un espía del rey había oído la conversación sobre María en la sauna, y se lo comunicó a Heterodes. Éste no podía soportar la idea de que una mujer lesbiana tuviera un hijo, así que decidió urdir un plan para matarle. Hizo llamar en secreto a Melchor, Gaspar y Baltasar y les interrogó sobre el nacimiento del niño, con la excusa de que quería ir él también a adorarle. Así que les pidió que una vez que le hubieran visto, volvieran para decirle el lugar de su nacimiento. Los Reyes Magos conocían la fama de Heterodes y, desconfiando de sus intenciones, partieron hacia Belén sobre sus camellos sin decirle su destino.
La noche siguiente hicieron un alto para dormir en la montaña y vieron en el cielo una luz muy brillante que se acercaba hacia ellos. Era un gran trineo tirado por renos alados, y guiado por un hombre grueso, con hermosos cabellos y barbas del color de los osos polares, vestido de terciopelo de color rojo. El hombre descendió desde el cielo hasta donde estaban los tres reyes y les miró, admirando la belleza de sus cuerpos y de sus rostros. Se llamaba Santa Claus, o Papá Noel, y pertenecía a una ONG finlandesa de gays y lesbianas. Los reyes se fijaron de inmediato en el paquete de Papá Noel, y le preguntaron sobre su contenido. Él les contestó que había oído la buena nueva del nacimiento del hijo de María, a la que conocía, y que en el paquete llevaba las obras completas de Tom de Finlandia y de Monique Wittig como regalo. Los Reyes Magos encendieron una hoguera e invitaron a Santa Claus a quedarse con ellos a cenar. Éste aceptó, y, tras la cena, les invitó a degustar distintos licores lapones que llevaba en su trineo. Los vapores etílicos calentaron sus cuerpos y les animaron al baile y al canto, y finalmente al amor.

Al día siguiente Papá Noel y los tres reyes se encaminaron a Belén. En el camino vieron a un grupo de cuatro pastorcillas que iban en su misma dirección, y que resultaron ser amigas de María. Iban también a verla por el nacimiento de su hijo, y le llevaban un carro como presente, dado que, según comentaron las pastoras, a María le gustaba mucho conducir todo tipo de vehículos. Ya al anochecer divisaron en el fondo de un valle la silueta de un gran armario, en el que estaban José, María y el niño, al que llamaron Emmanuelle, en homenaje a una famosa actriz de teatro asiria. María estaba apostada en la puerta del armario, de pie, con su cayado en la mano derecha, vestida con pantalones de piel y una pelliza de borrego; José, que cubría su cuerpo con una túnica de color verde oliva, estaba sentado dentro y llevaba en sus brazos a Emmanuelle, al que cantaba canciones de cuna con su voz grave y dulce, mientras el niño jugaba enredando sus pequeños dedos en las barbas negras del carpintero.

Cuando María vio llegar a tantos amigos juntos, tiró el bastón al aire y fue a su encuentro riendo. Los reyes magos fueron a buscar a José y le animaron a salir del armario. Éste, sorprendido por la visita, dio un grito de alegría y salió al aire libre con el niño para abrazar a sus viejos amigos. María propuso hacer una fiesta y disfrutar de los regalos. Pasaron la noche comiendo y bebiendo, Papá Noel recitó las viejas sagas islandesas con la voz adormecida por el opio, Baltasar bailó en honor de todos danzas de su tierra, rodeando al grupo con un círculo hecho con las telas de Gaspar, María cantaba poemas de Safo subida en uno de los caballos, mientras las pastoras, desde el carro, tocaban instrumentos de cuerda y percusión al ritmo de sus versos. Melchor y José mezclaban todo tipo de bebidas con abrazos, besos y recuerdos.
Emmanuelle miraba, fascinado, las altas llamaradas de fuego que se elevaban desde el armario hasta la luna.

************
Javier Sáez

11 de diciembre de 2008

Lo que mandan al correo

Para aquellos que no la conocen, la Dra. Laura Schlessinger es una
agresiva consultora radial que da consejos personales a quienes llaman a su
programa en Estados Unidos.

Recientemente dijo que, como judía ortodoxa, consideraba que la
homosexualidad era una abominación de acuerdo con Levítico 18:22 y que
por lo tanto no podía ser aceptada bajo ninguna circunstancia.

Lo que sigue es una carta abierta a la Dra. Laura escrita por un
residente en Estados Unidos y colgada en Internet. Resulta graciosa e
informativa:

(Esta es la traducción)

Carta abierta a la Dra. Laura Schlessinger

Querida Dra. Laura:
Gracias por todo lo que usted hace para educar a la gente sobre la Ley
de Dios. He aprendido mucho de su programa, y trato de compartir ese
saber con tantas personas como puedo. Cuando alguien trata de defender
el estilo de vida homosexual, por ejemplo, sencillamente les recuerdo
que Levítico 18:22 afirma con toda claridad que es una abominación.
Fin del debate.

Sin embargo, necesito algunos consejos sobre otras leyes específicas
de las santas escrituras, y sobre cómo seguirlas.

1.Cuando quemo un toro en el altar como sacrificio, como recomienda
Levítico 1:9, tengo problemas con mis vecinos. Dicen que no les agrada
el olor. ¿Debo fustigarlos?

2.Quisiera vender a mi hija como esclava, según permite Éxodo 21:7.
En estos momentos, ¿cuál sería un precio justo para pedir por ella?

3.Sé que no debo tener contacto alguno con una mujer mientras ella
está en su periodo contaminante menstrual (Lev.15:19-24) . El problema
es, ¿cómo saberlo? He tratado de preguntárselo, pero la mayoría de las
mujeres se ofenden.

4.Lev. 25:44 afirma que puedo poseer esclavos, tanto hombres como
mujeres, siempre que los haya comprado de países vecinos. Un vecino me
dice que esto solo se aplica a los mexicanos, pero no a los
canadienses.
¿Por qué no puedo ser dueño de canadienses?

5. Tengo un vecino que insiste en trabajar el Sábado. Éxodo 35:2
afirma con claridad que debe ser ajusticiado. ¿Es mi obligación moral
matarlo yo mismo?

6.Un amigo mío dice que aunque comer mariscos es una abominación
(Lev. 11:10), es una abominación menos grave que la homosexualidad. Yo
no estoy de acuerdo. ¿Puede resolver nuestro desacuerdo?

7.Lev. 21:20 afirma que no puedo aproximarme al altar del señor si
tengo un defecto en la vista. Debo admitir que uso gafas. ¿Tengo que
tener visión 20/20, o hay margen de tolerancia aquí?

8. La mayoría de mis amigos varones se cortan el pelo, incluyendo el
que crece sobre sus sienes, aunque está expresamente prohibido en Lev.
19:27. ¿Cómo deben morir?

9.Sé por Lev. 11:6-8 que tocar la piel de un cerdo muerto me
contamina. ¿Puedo jugar fútbol americano si uso guantes?

10. Mi tío tiene una finca. Él viola Lev. 19:19 al sembrar dos
cultivos diferentes en el mismo campo, como lo hace su esposa al usar
ropas hechas de dos hilos diferentes (algodón y poliéster). También
tiende a proferir muchas blasfemias. ¿Es realmente necesario reunir a
todo el pueblo para apedrearlos? (Lev.24:10-16) . ¿No podríamos
simplemente quemarlos vivos en una reunión familiar privada, como se
hace con las personas que duermen con sus parientes políticos
(Lev.20:14)

Sé que usted ha estudiado estas cosas extensamente, de modo que tengo
confianza en que puede ayudarme.
Gracias de nuevo por recordarnos que la palabra de Dios es eterna e
invariable.
Su devoto discípulo y fanático adorador,
Jerry

7 de diciembre de 2008

7 de Diciembre

Hoy hace 7 años conocí a Chu, contamos nuestro aniversario desde ese día; la he llamado muchas veces en esta mañana, desde el despertar a las 7:30, pero no he obtenido respuesta de su parte… supongo que cosas importantes le ocurren, espero todas ellas buenas y si malas, que se resuelvan en bien.
Pienso en los cambios que nos ha deparado el destino en éstos 7 años, y veo en mi cabeza como si fuera ayer, la mañana siguiente al 7 de diciembre de 2001, cuando la llevaba a su casa en el carro de mi madre para que se cambiara de ropa y me acompañara a la feria a escoger vajilla para mi nuevo negocio.
Eran los primeros tiempos de Étnica, cuando de vender sándwiches a domicilio había empezado a venderlos en un local de la Macarena, tiempos de cocinar y de conversar por horas con mi socio amimascoteño.
Ella venía a visitarme y me ayudaba en las noches de trabajos largos y en las rumbitas varias que hicimos en el pequeño café espirituoso… (voy a buscar el video de la película que quería hacer con mi vhsc… medio autobiográfica, con mi prima la del colegio de protagonista…) que es la única imagen que conservo de ese lugar en mi vida.
Tiempos de viajes cortos luego de eso, yo por aquí, medio loca y ella cuidándome y llevándome al doc, venía y se iba y peleábamos por maricadas y nos contentábamos fácil y preparaba sus motes y nuestros jugos de naranja de por la mañana.
Después vino el tiempo en que éramos novias de lejos, por 3 meses, cuando iba a Santa Marta para hacerle el PEI al colegio de su hermana … (entran Armando Manzanero y Alejandro Saenz con Adoro… que bolero, una canción para chu que suena perfecta cuando la cuento en post).
Yo la esperaba divagando y ella me contentaba por teléfono mientras tanto, sigue siendo nuestra vida en conjunto un limbo de apuesta futureña y me lleno de felices recuerdos, construyendo presente para pensar en el futuro, juntas.
Si no sucede, espero amarla siempre por como ha sido quererla hasta hoy desde hace 7 años.