30 de octubre de 2011

sat y el finde


y llego a la chimenea, cuando yo ya creía que no aparecería, pero así es ella, silenciosa, me había resignado pues la llamé varias veces con silvido, pero nunca vino, hasta que se arrimó al sofá y cuando me puse efusiva para saludarla, se fue a ir, pero entonces le dije que se hiciera en su cama y se dio una vueltita y se vino a acostar en su colchón, yo seguí en lo que estaba, la chimenea que casi no me prende, y luego a la mañana cuando me llevó a casa de la mamá de flor, estuvo raro eso, hasta esotérico y dijo mi mamá que era un entierro y yo todavía me pregunto porque me llevó allí... ¿porque les puso coto a los otros con chichí? en dos puntos y por eso dejaron de ladrarme, me recibió pan y se estuvo todo el día en cercanías, como si se estuviera amistando conmigo... que estaba tan poco amorosa las veces pasadas. 

y luego el intento de cuento y el almuerzo en restaurante italiano y la mano a cuadra de casa y la sensación de que el mundo cambia y al llegar hay una mariposa negra que no se ha salido de mi cuarto, ahora sobre la pared rojo y recuerdo el sueño de la chiqui y me da como otro ataque de esoterismo, me he puesto la pomada caliente en el hombro y el olor me encanta... se carga la serie, hoy fue un día feliz y me voy a la cocina por algo de beber, que ahora ando sedienta.

18 de octubre de 2011

primer dia

5:05 y recojo a la profe, le entrego su regalo, y seguimos ruta, en la vitrina de los carros sigue el mismo en su paquetito gigante, visto a la hora de la mañana en una foto surealista... pero vamos a raz y llovizna, llegamos donde alejandra y la moni no ha llegado, no contesta, de nuevo y ya con menos rabia, ha dejado tirada la ruta... cuantas le deje pasar, cuanto me compadecí de su estudio, de su vida, cuanto creí en sus palabras, pérdidas, puras pérdidas, dice mi madre: para que aprendas que hay que hacerle caso a tu madre, tienes que aprender a conocer a las personas y mas perorata.
y han pasado 20 días desde la última vez que estuve frente al volante en la ruta escolar, desde el 6 de febrero de 2009 no me movía de allí y el haber estado en India me hizo tomarme con calma lo que me está pasando ahorita, pero es complejo eso de las monis.
a las 8 fui a llevarle el morral a a y a recuperar la tarjeta, tensa calma, después del episodio del desayuno, me hizo clic algo y luego me quedó reforzado con el: - es su culpa, porque su amiga le sacó el culo... quienes son los amigos? existen, la del apellido, también le hizo honor a su nombre, no conozco a las personas, pero por ahí de cuando son buenas amigas las del cole de mujeres, las de la u, las del ashram, las de la vida y alguna que otra lesbiana seguro no me sacarían el culo, pero esta si e igual la quiero por su over crew.
yo al fin no se lo saque a l y le hice el fa a su hermana, lo que se necesita cuando se necesita, los arreglos de mi madre en su carro entre las 10 y las 2 y mi dicha de verla hacer por si misma... oeeee y luego el almuerzo frente a la reja cerrada, lluvia y el recuerdo de que mal lo de la moni y las niñas subiéndose a la ruta, camila que casi se queda y que casi no la dejamos donde carolina y la cretina de la bomba que no me dice sino hasta cuando ya estoy por atravesar la autopista... así es la gente pienso en el man del carro azul, impecable el cálculo, pero no siempre se corre con suerte. detesto ir por la 80 y para fin de sesión informativa, llamó una posible moni y mañana me levanto media hora mas temprano por culpa de este tema.

13 de octubre de 2011

semana de receso

y la vida continua, luego del regreso, afortunadamente en semana de receso, para hacer el impacto menos fuerte, pero claro, me la he pasado de mecánico en mecánico, l, el condu, rompió una de las llantas nuevas, el modo como se gastó indicaba un desperfecto de suspensión, entonces, a eso y a los frenos, que ya estaban para cambio de pastillas, ya hecho el cambio de amortiguadores y bujes, me ha dicho el alineador que toca también cambiar los de la barra estabilizadora, entonces, mañana de nuevo me figura, el finde me voy de paseo a mesitas, chu furiosa porque hablo con a y a desaparecida después de su operación de ojos, la amiga p de visita, así que esta noche cena de costurero y yo 9:48 metida en la cama a punto de buscar desayuno y empezar mi paseo de banco que ayer pailander porque mi tarjeta no tiene chip, de antología la lavada de ayer, una de las mas bravas de los últimos años creo yo, memorable. en mañana de jueves, sonrío, hoy es un día feliz.

7 de octubre de 2011

El último chapatti y la pata de la silla




Creo que lo he dicho unas mil veces y me faltan unas mil mas antes de que me canse de decirlo; viajé por primera vez a la India hace mas de 15 años, lo hice al Ashram de mi amado maestro Sant Ji quien amorosamente me dio la oportunidad de realizar en varias oportunidades ese viaje sagrado.

De los tiempos de 12 horas de bus viendo por la ventana un país fascinante y desconocido al vaiven de las caderas campesinas a hoy, las cosas han cambiado enormemente y sin embargo siguen siendo iguales, yo he cambiado mucho, ya no soy la misma niña que se desvivía por servir a los demás y más como me llamo mi amiga s cuando me senté en la línea de servicio de la comida, soy un hongo por ahí sentado, que trata de no relacionarse demasiado con las demás personas para no amargarse la vida.

Pero este post se llama el ultimo chapatti y voy a hablar de eso, mientras espero en una centralita del aeropuerto de Houston a que este aparato se vuelva a cargar (va en el 24 %), siempre he sido una persona jodida para comer, sobre todo me molesta sobre manera la gente que no me permite tomar una segunda porción, me encanta repetir o me deja sin la última papa…

El caso es que me pasé el programa saltándome el almuerzo, como un modo de mantener mi estómago medio en ambiente para meditar de manera medianamente decente, pero ya que era el último día y nos habían pedido bajar las maletas a las 5, asumí tontamente que no habría cena y mi estómago que parece una matraca, se decidió por lunch.

Me hice al final de la línea y recibí mi plato de acero, mis dos vasos, el de la sopa y el del agua, mi cuchara y mi servilleta, mientras esperaba el paso de los sevadares con sus viandas respectivas, cuando vino la primera sevadar (quienes se encargan de servir desinteresadamente a los otros discípulos, para que estos puedan asistir al programa confortablemente, yo solía ser una en mi infancia, juventud, primera adultés, 2003 y de vez en cuando algo de ello me queda y ayudo a poner las cintas de los viajeros de las 9 pm, por ejemplo) volviendo al tema… me puso 1 chapatti, yo, como suelo, le pedí el segundo en medio de sonrisas y a diferencia de otros sevadares, me dijo que no me lo daba, que tenía pocos, el brillo de la ira apareció en mis ojos y le dije, conociendo de antemano la regla, - no hay problema, si quieres puedes llevarte este, ella me dijo – no, no puedo hacer eso y paso seguido, se paso a la línea del frente y le dio a otro discípulo dos mas.

El ojo se me aguo de la rabia, sobre todo porque ya otro par de hechos me habían hecho pensar que no importa cuantos años llevemos en el bendito camino, seguimos resbalando por culpa de las mismas piedras e infortunadamente son los del ejemplo, quienes menos lo damos (tranqui lector, ahora cuento uno de los otros dramas, o de pronto ambos) cuando mi madre llegó a mi lado, le dije amargamente que ya tenía la conclusión del programa y que no era la mejor.

“Si hemos de juzgar a los Maestros por sus discípulos mas me valdría nunca haberme iniciado”, trató ella, como es de bella, de dorar la píldora, diciéndome que mas que los discípulos eran las discípulas, las que le dábamos mal nombre al amado con nuestros roces, a lo que asentí, (mis incidentes habían sido con iniciadas de Kirpal, de Ajaib y de Sadhu)… luego me salió ella con la homofobada, de – bueno, los hombres homosexuales también son un poco mañosos como las mujeres, no se como sean las lesbianas.

Yo me mordí el labio sabiendo que mi madre entre chiste y chanza siempre sale con puntaditas parecidas y a la primera oportunidad le solté el veneno de – claro, como las maricas, no recuerdo por que comentario suyo, a lo que me dijo que no me fuera por ese camino, porque me iba a hacer heterofoba… atrevida mi madre, pero bueno, paso párrafo.

Se me alarga el post y no llego a la pata de la silla, lo que me lleva al segundo incidente, el de los puestos de adelante, en que una persona se sienta a meditar temprano y tan pronto se para al baño llega otra y le birla el puesto, lo que pasó a mis ojos, las implicadas, cuasi se sacaron los ojos y yo ofendida le dije a la agresora, la ley es esa, el que medita el puesto, se lo gana, graciosamente defendía a una archi arpía venezolana, que prefirió amistarse con la otra que conmigo, es la vida del hongo, pensé.

Paso el día y a la mañana siguiente fui yo la sentada en el puesto de la discordia, para ello escogí una silla gris que desde el principio me pareció como enclenca, pero luego de dos horas de removerme tratando de hacer la tarea de meditar, me fui de hombro contra el planeta, se le partió una de las patas traseras a la silla en la que estaba sentada.

Karma? Destino? Reflexión de último día de programa? el caso es que me pasé la mañana pensando en los que toda la vida caen en el mismo rollo y la tarde lagrimeando por el incidente del chapatti, ya a punto de irme a bañar, me asome de mi litera y le dije a mi madre que en mi rato de sollozos había encontrado hombres que también me habían hecho pensar en el tema del discipulado díscolo… no somos solos los maricas, le dije, se rió y quedamos amigas.

Dejada la maleta en el garaje a las 5, sonó la campana, había cena, baje muy juiciosa, y allí me esperaba la silla de la mañana, le habían cortado las otras 3 patas y ahora servía en una mejor ubicación del salón, adelante, me dio risa, el Maestro sabe como hace sus cosas, la conclusión cambió.

De primera fila de atrás, la silla sin patas paso adelante, toda mala situación es susceptible de cambiar para bien, como la silla que de atrás, se pasó para adelante. Con el 81% de la batería llena, me sonrío, han llegado un japonés y su mujer a cargar el celu, yo estoy a por irme a buscar papitas y cocacola, porque hoy es un día feliz y vuelvo a casa.



Post de viaje 4

Nos llevan de paseo un día durante el programa, esta vez fuimos a casa de un dígitopunturista, me tocó en el ultimo bus y en el ultimo puesto, pero nunca fue mas cierto lo de que los últimos serán los primeros, porque cuando le dieron al maestro el té de bienvenida, que el recibió en una salita de estar, estuve lo mas cerca que he estado en este programa y fue tan grande la energía que sentí que un poco temblé y un poco se me aguaron los ojos, hice lo mas que pude en el tema de las fotos, pero recordé con nostalgia los tiempos de Ajaib y esos grandes viajes en bus a verle en Rajasthan, tiempos muy distintos a los actuales, Maestro muy distinto a este, las formas cambian, el mensaje, permanece.

Post de viaje 3

Cualquiera diría que es una locura viajar 5 horas, esperar en un aeropuerto otras 5 y luego tomar un segundo vuelo de 14 horas para llegar a un país extranjero y encerrarse en el sótano de un edificio de barrio a meditar, pero es eso justamente lo que he venido a hacer al lado de otras 260 personas de diversos lugares del mundo.
La convivencia no es que sea lo mas fácil del mundo, pero hacemos lo posible por centrarnos en la devoción, en el cuarto donde habito estamos 12 mujeres y la habitación no tiene mas de 4 x 4, una locura si se le mira con ojos mundanos, una de mis vecinas, tiene casa en Barcelona, en Maracay y en Bogotá, pero aquí, no hay acceso a internet, no hay acceso a teléfonos y el agua sale bastante fría, durante 5 días que dura el programa con el Maestro, solo nos vemos los unos a los otros, pasa cerca una línea del metro, lo se porque cuando subo a la terraza a escribir lo veo pasar, pero no nos está permitido salir, entonces solo lo veo pasar mientras los chulos le revolotean por encima… tremendas vacaciones, y sin embargo, para mi, de las mejores de la vida, porque siempre, después de uno de estos viajes, la vida cambia, para mejorar, huele a comida, me voy a desayunar.

Post de viaje 2

En la inmigración me dijeron lo que yo ya sabía, muchos años sin venir a la India, han pasado 4 desde la última vez,  y muchas cosas han ocurrido en mi vida desde entonces, ahora tengo un segundo oficio, además de hacer videos de distintos tipos, conduzco una ruta escolar y eventualmente llevo paseos a distintos lugares de Colombia.
El viaje me pareció tranquilo, pero claramente estaba cansada, porque dormía feliz.﷽﷽e, es un dia gual a los que venden el tiempo y el espectadoooor en bogotsus pitos, tambien  lona que cobre la obra de ,  mucho, tanto que no parecería cierto tanto sueño, pero  bueno, ya hoy estoy descansada y sentada en la terraza escribiendo un poquito, el Maestro llega mañana en la tarde y la vida aquí parece haberse estancado, todos parecen iguales a como eran cuando vine la última vez, yo me siento distinta.
Extraño no poder hablar con mis amores pero se que es perfecto para al final tomar la decisión correcta.
Esta mas calentito que la última vez así que creo que traje la ropa apropiada y ventea mucho, en este momento el viento me mueve el pelo y la lona que cobre la obra de los vecinos se bambolea orgullosa, los arboles dejan perder sus hojas que caen formando un tapete en la calle vecina, y la avenida mas allá suena con todos sus pitos, también los vendedores suenan igual a los de el tiempo y el espectadoooor en Bogotá.
Hoy, claramente, es un día feliz.

Post de viaje 1

Frente a mi un ventanal enorme con un primer plano de avión de United siendo preparado para salir de viaje, aunque mi madre me ha dicho que con mi pass tengo derecho a usar los servicios del salón élite yo he preferido sentarme aquí, entre la gente, me he comido muy juiciosa los sanduchitos que muy amablemente se ha levantado a prepararme, sabiendo de mi espera de 5 horas en este aeropuerto y de la decisión de la aerolínea de no ofrecer comidas especiales para recorridos cortos.

He disfrutado de un te y me he comprado una tarjeta de llamadas carísima que sin  embargo no me ha dado acceso a mis amores… uff hablando de amores, mejor me dedico a lo que vine y me olvido por un rato del espinoso tema del amor, haber estado con a me ha movido el piso, conversando de todo aquello que se había quedado sin decir, llorando lo que hacía falta, riendo y sintiéndonos tan… y l con nuestra cotidianidad me mantiene la cabeza a millones por hora con su negativa de perdonarme y volver conmigo, sus ideas de buscar casa en el pueblito de mis sueños, sus tristezas que son las mismas mías, nuestro tiempo de tanto tiempo...

Ahora somos 4 gatos en el mismo balcón, el cielo está especialmente gris y todo parece indicar que en el futuro las cosas tienden a mantener una estabilidad razonable y levemente feliz.

Hace un rato estuve a punto de quitarme el chalequito de lo sudorosa que se me puso la frente, pero es algo que suele sucederme, que me camine los aeropuertos de p a pa y luego  termine sudorosa sentada en las sillas mas alejadas del terminal.

Hay gente para todo, dicen por ahí y en este vuelo me he encontrado con los que hacían falta para completar el simran, que locura, cuando me esperaba una de esas viajadas solitarias que suelo tener, dos se quedan, a los otros dos me los encuentro en el próximo vuelo, por ahora, dejo que mis minutos se vuelen por si solos.

Escucho mensajes confusos del altavoz y me pregunto porque no me compré un relojito y unas gafas de sol, ya han prendido las luces el avión del frente pero aún le están llenando la barriga, hablando de barriga, me pregunto que haré con la bandeja que me envió mi madre, con tanto amor y tan poco tino para empacarla.

He  vuelto a empezar la lectura del anurat sagar, sabe Dios cuantas veces la he abordado sin éxito, pero dicen que la última la saca del pozo, así que sigo intentando, la vida parece feliz desde este pequeño lugar de la tierra, y yo me siento menos iluminada de lo que nunca he estado.