22 de enero de 2017

el agua al molino

Se levanta en la mañana Mangal con la campana del gas y el sonido de los carros por la carretera, yo despierto y pienso en el pájaro vivo, y en el pájaro muerto, una metáfora de mis amores por estos días, como me los han preguntado las diversas personas con las que he hablado por el principio del año.

Dijo el amigo Diego que las dejara por ahí solitas que ellas se adaptaban y eventualmente se irían solas, y así fue un poco, una se fue al otro mundo en las fauces de alemania, en medio de una escandola de brazos piernas y gritos, de la gata, de los perros y mios.  La otra logró cobijarse bajo la asoleadora y se les escapó a zorro y a paloma entre los árboles, es probable que no vuelva a saber de ella,

Así pasó con la dragona y el encuentro en la fiesta de m el viernes pasado, yo iba con la linda ricurita y zaz me la topé en la fiesta con su amiga p, que resultó ser mi compa de la u, Terminamos de hablar en un rara tu que rompí ayer tarde con un atardecer hermoso, que sea lo que sea, que venga la que venga, sabía yo desde el principio por donde va el agua al molino.







15 de enero de 2017

entre la berma y el asfalto...

estuvo el fin del año y el principio de éste, yendo y viniendo de mesitas, enamorándome y desenamorándome de mujeres bellas y cariñosas unas de la familia, mi hermana y mi sobrina de las que me enamoré por su compañia en los tristes recuerdos de la madre, ina está grande, linda, inteligente y se quedará conmigo este mes y medio, mi prima c con sus hijas s y a, a las que quise y desquise por motivos varios y otras mujeres de la vida, k, a y l, la primera estuvo conmigo en la mala, cuando por andar de investigadora, casito me mato... pero eso lo dejo quieto y sigo hablando de su lealtad en los tiempos de hoy después de tantos tiempos de haberla conocido, cuando como ayer recuerdo su entrada y la mía con todo y ofrecerle mi amor para la vida... a a, también llamada la ricurita la sigo viendo de cuando en cuando y soy re feliz de darnos cariñitos, tan linda ella, tan pilita... y l o la dragona fue la desilusión mayor y al fin lo escribo despúes de altas y bajas, pero bien lo dijeron las palabras de face, es mejor querer a alguien que te quiere que a alguien que te guste... porque siempre termina en des ilusión y yo que soy la reina de las ilusas, rabo entre las patas.