26 de febrero de 2009

POR QUÉ LAS MUJERES NOS TARDAMOS TANTO...CUANDO VAMOS AL BAÑO?

El gran secreto de todas las mujeres respecto a los baños es que de chiquita tu mamá te llevaba al baño,
te enseñaba a limpiar la tabla del inodoro con papel higiénico y luego ponía tiras de papel cuidadosamente en el perímetro de la taza. Finalmente te instruía: 'Nunca, nunca te sientes en un baño público'
Y luego te mostraba 'la posición' que consiste en balancearte sobre el inodoro en una posición de sentarse sin que tu cuerpo haga contacto con la taza.
'La Posición' es una de las primeras lecciones de vida de una niña,
súper importante y necesaria, nos ha de acompañar durante
el resto de nuestras vidas. Pero aún hoy en nuestros años adultos,
'la posición' es dolorosamente difícil de mantener cuando tu vejiga está a punto de reventar.

Cuando TIENES que ir a un baño público, te encuentras con una cola de mujeres que te hace pensar
que dentro está Brad Pitt. Así que te resignas a esperar,
sonriendo amablemente a las demás mujeres que también están discretamente cruzando piernas y brazos en la posición oficial de 'me estoy 'meando''.
Finalmente te toca a ti,
si no llega la típica mamá con 'la nenita que no se puede aguantar más'.
Entonces verificas cada cubículo por debajo para ver si no hay piernas.
Todos están ocupados. Finalmente uno se abre y te lanzas casi tirando a la persona que va saliendo.
Entras y te das cuenta de que el picaporte no funciona (nunca funciona);
no importa... Cuelgas el bolso del gancho que hay en la puerta, y si no hay gancho (nunca hay gancho), inspecciónas la zona, el suelo esta lleno de líquidos indefinidos y no te atreves a dejarlo ahí,
así que te lo cuelgas del cuello mientras miras como se balancea debajo tuyo,
sin contar que te desnuca la correa, porque el bolso está lleno de cositas
que fuiste metiendo dentro,
la mayoría de las cuales no usás, pero que las tienes por si acaso...

Pero volviendo a la puerta... Como no tenía picaporte, la unica opción es sostenerla con una mano,
mientras que con la otra de un tirón te bajas la pantaleta

y te pones en 'la posición'... Alivio...... AAhhhhhh.... por fin... Ahí es cuando tus muslos empiezan a temblar.... Por que estás suspendida en el aire, con las piernas flexionadas,
los calzones cortándote la circulación de los muslos, el brazo extendido haciendo fuerza contra la puerta y un bolso de 5 Kg. Colgando de tu cuello.
Te encantaría sentarte, pero no tuviste tiempo de limpiar la taza ni la cubriste con papel, interiormente crees que no pasaría nada pero la voz de tu madre retumba en tu cabeza 'jamás te sientes en un inodoro público!!', así que te quedas en 'la posición' con el tembleque de piernas... Y por un fallo de cálculo en las distancias una salpicada finíííííísima del chorro te salpica en tu propio culo y te moja hasta las medias!!!
Con suerte no te mojas tus propios zapatos, y es que adoptar 'la posición' requiere una gran concentración.
Para alejar de tu mente esa desgracia,
buscas el rollo de papel higiénico peeero, nooo hayyyyyy...!
El rollo esta vacío...! (siempre) Entonces suplicas al cielo que entre los 5 kilos
de cachivaches que llevas en el bolso haya un miserable kleenex,
pero para buscar en tu bolso tienes que soltar la puerta, dudas un momento, pero no hay más remedio...
Y en cuanto la sueltas, alguien la empuja
y tienes que frenar con un movimiento rápido y brusco,
mientras gritas OCUPAAADOOOO!!!
ahí das por hecho que todas las que esperan en el exterior
escucharon tu mensaje y ya puedes soltar la puerta sin miedo,
nadie intentará abrirla de nuevo (en eso las mujeres nos respetamos mucho)
Sin contar el garrón del portazo, el desnuque con la correa del bolso,
el sudor que corre por tu frente, la salpicada del chorro en las piernas...
El recuerdo de tu mamá que estaría avergonzadísima si te viera así;
porque su culo nunca tocó el asiento de un baño público,
porque francamente, 'tu no sabes qué enfermedades podrías agarrarte ahí'.
...estás exhausta, cuando te paras ya no sientes las piernas, te acomodas la ropa rapidísimo y tiras la cadena con un pie ¡sobretodo! muy importante.
Entonces vas al lavamanos.
Todo esta lleno de agua así que no puedes soltar el bolso ni un segundo,
te lo cuelgas al hombro, no sabes cómo funciona la canilla con los sensores automáticos, así que tocas hasta que sale un chorrito de agua fresca,
y consigues jabón, te lavas en una posición de jorobado de Notredame
para que no se resbale el bolso y quede abajo del chorro...
El secador ni lo usas, es un trasto inútil así que terminas secándote las manos
en tus pantalones, por que no piensas gastar tu kleenex para eso y sales...

En este momento ves a tu chico que entro y salio del baño de hombres
y encima le quedo tiempo de sobra para leer un libro de Borges mientras te esperaba.
'¿Por qué tardaste tanto?'' te pregunta el idiota.
'Había mucha cola' te limitas a decir.

Y esta es la razón por la que las mujeres vamos en grupo al baño, por solidaridad, ya que una te aguanta el bolso y el abrigo, la otra te sujeta la puerta, otra te pasa el kleenex por debajo de la puerta
y así es mucho más sencillo y rápido
ya que uno sólo tiene que concentrarse en mantener 'la posición' y la dignidad.

¡Gracias a todas por haberme acompañado alguna vez al Baño y servirme de Perchero o tenedora de Puerta!!!!..... pásalo a los gafos hombres que siempre preguntan ¿Mijita porque te tardaste tanto en el baño...? ¡¡¡Que bolas!!!

20 de febrero de 2009

Cuáles son los factores nacionales que promueven la homofobia?

Es un hecho que existen países muy homofóbicos en contraste con otros en donde la intolerancia es muy reducida. Entre ambos grupos de países existe indudablemente un grupo intermedio que encierra una gama bastante variada. Pero, más allá de ello, ¿pueden detectarse algunos factores que incidan en ese comportamiento? De haberlo, seguramente no se trata de una sola variable mecánicamente aplicable pero sí indicadores que, entrelazados, hacen un acercamiento importante e introductorio al tema.

Este es el estudio que hoy presenta SOLIDARIGAY y que está tomado del Suplemento Letra S del diario La Jornada (*) siendo su autor el Dr. Luis Ortiz Hernández, Profesor investigador del Departamento de Atención a la Salud de la Universidad Autónoma Metropolitana- Xochimilco (México). Agradecemos su envío al Lic. Joge Posada.


¿Cuáles son los factores nacionales que promueven la homofobia?
(Una introducción) (*)


Para erradicar la homofobia es necesario identificar primero los factores o procesos socioculturales que permiten o promueven su existencia. Un instrumento interesante a este respecto es la Encuesta Mundial de Valores (o World Values Survey), una iniciativa global de científicos sociales, que ha levantado encuestas en alrededor de 80 países para conocer sus valores culturales y contrastarlos a lo largo del tiempo. A partir de los resultados de la Encuesta Mundial de Valores (EMV) es posible conocer qué tan frecuentes son las actitudes negativas hacia la homosexualidad en los países en que se realiza.

En la EMV se plantean dos preguntas que permiten conocer qué tan frecuente es la homofobia en los países: ¿Le importaría tener como vecino a un homosexual? y ¿En qué medida la homosexualidad se justifica o no? Con ambas preguntas se obtienen resultados muy similares, por lo que en la gráfica sólo se muestran los resultados de una de ellas.

A mayor desarrollo, menor homofobia.

Los países con mayor desarrollo económico se caracterizan por tener las frecuencias más bajas de homofobia. El claro ejemplo son los países de Europa occidental, en esta región se encuentran los dos países con la frecuencia más baja de homofobia: Holanda y Suecia, donde sólo siete por ciento y 8.4 por ciento, respectivamente, de la población opinan que la homosexualidad nunca es justificable. En América, los extremos son Canadá, con 25.3 por ciento de personas que rechazan la homosexualidad, frente a El Salvador con 78.7 por ciento de homofobia.

Varias hipótesis pueden plantearse para explicar este patrón. Una posibilidad es que la mayor escolaridad de la población de los países menos homófobos permite que tengan más acceso a información veraz sobre sexualidad. Otra explicación es que en las naciones de baja homofobia la mayoría de la población vive en ciudades (y no en áreas rurales como en los países pobres), y en las áreas urbanas —donde la vida adulta se realiza con menos vínculos con la familia— los individuos pueden vivir con mayor libertad su sexualidad, pues no están sujetos al control de una comunidad reducida. También es posible que la industrializació n y la urbanización vengan acompañadas de la diseminación de "valores occidentales" , en los cuales las libertades individuales son centrales.

A mayor desigualdad socioeconómica interna, mayor homofobia.

Sin embargo, el desarrollo económico no explica todas las variaciones en la frecuencia de homofobia. La relativa igualdad socioeconómica también parece influir en la frecuencia de la homofobia. Por ejemplo, entre los países de Europa occidental, la mayoría de los países con baja frecuencia de homofobia están en el área de Escandinavia (Suecia e Islandia) y del norte (Holanda y Dinamarca), lugares con diferencias socioeconómicas relativamente bajas.

En América se observa el mismo fenómeno al comparar a los dos países con mayor desarrollo industrial: Canadá presenta frecuencia más baja de homofobia que Estados Unidos (25.3 por ciento versus 31 por ciento). Esto influye en los valores culturales de una sociedad. Por ejemplo, podría plantear la existencia de una idea de igualdad más operativa, es decir, en algunos países la igualdad de derechos es un valor de alta importancia en la vida social.

Además, en las sociedades relativamente más igualitarias también es común que las disparidades entre hombres y mujeres sean relativamente menores; en este sentido, varios autores han planteado que la homofobia es una expresión más de las inequidades de género (actitudes machistas en una sociedad, por ejemplo, no sólo afectan a la mujer en cuanto tal sino a la persona gay en la medida que se distancia de la imagen del "macho" como única forma de ser masculino).

A mayor falta de democracia histórica, mayor homofobia.

Otra tendencia que se observa en las estadísticas es que en los países de Europa oriental la frecuencia de homofobia es mayor que en otros países con igual o incluso menor desarrollo económico. Por ejemplo, el porcentaje de la población que opina que la homosexualidad nunca es justificable es, en Serbia del 68.9 por ciento, en Rumania de 73.3 por ciento, en Kirguistán de 79.8 por ciento y en Azerbaiyán de 83.6 por ciento. Un rasgo que comparten los países de Europa oriental es que vivieron regímenes autoritarios. Cabría preguntarse si la intolerancia es uno de los productos que generan el autoritarismo y la ausencia de democracia.

Entre los países que tienen las frecuencias más altas de homofobia se encuentran Irán (en donde el 90.4 por ciento de la población considera que la homosexualidad nunca es justificable) , Indonesia (94.5 por ciento), Pakistán (96.4) y Egipto (99.9). Un rasgo que comparten estos países es el Islam, religión que, en este período histórico -no ha sido así siempre- condena abiertamente la homosexualidad. De nuevo es importante considerar las inequidades basadas en el género: es en estos países donde la situación de las mujeres es especialmente desventajosa respecto a la de los varones.

La combinación de diversos factores.

Otros países donde la homofobia es la regla son los africanos: en Uganda, Tanzania y Zimbabue el 90.9, 93.5 y 95.0 por ciento de sus ciudadanos opinan que la homosexualidad nunca es justificable. Aunque en algunos de estos países el islamismo es profesado por una proporción importante de la población, otras religiones como el protestantismo o el catolicismo, en sus vertientes conservadoras, también son importantes. Es posible que estas frecuencias elevadas de homofobia sean resultado de la convergencia de factores como el incipiente desarrollo económico, la inestabilidad social y la existencia de gobiernos autoritarios.

El lugar de México en este ranking mundial de la homofobia es intermedio: 48.3 por ciento.


------------ ---




Ranking de países encuestados
(muestra)





Más abiertos
(De màs abiertos a menos)

1.Holanda
(7% opina que la homosexualidad nunca es justificable)
2.Suecia
3.Islandia
4.España
5.Alemania
6.Dinamarca
7.Francia
8.Canadá
9.Bélgica



Intermedios
(De menos cerrados a más)

1.Chile
2.Argentina
3.Israél
4.Irlanda del Norte
5.Eslovenia
6.Portugal
7.Uruguay
8.Sudáfrica
9.México
(48% opina que la homosexualidad nunca es justificable)



Más cerrados
(De más cerrados a menos)

1.Egipto
(99.9% opina que la homosexualidad nunca es justificable)
2.Pakistán
3.Zimbabwe
4.Indonesia
5.Tanzania
6.Uganda
7.Irán
8.Turquía
9.Azerbayán
10.Arabia Saudita
11.China
12.El Salvador
13.Nigeria
14.Vietnam





(*)Fuente: Su nombre original es: El ranking mundial de la intolerancia
Suplemento Letra S del diario La Jornada. Número 148/ Jueves 6 de noviembre de 2008
Autor: Dr. Luis Ortiz Hernández
Director fundador: Carlos Payán Velver
Directora general: Carmen Lira Saade
Director: Alejandro Brito Lemus





tomado de

http://www.solidari gay.com/phpindex /html/modules. php?name= News&file=article&sid=208

17 de febrero de 2009

Martes 7:30 pm

Absorta en enviar correos me saca del letargo la mamá del profe a decirme que mañana su hijo no viene, recuerdo el anuncio de la monitora que se retira de la chanfa porque no le conviene el sueldo (es la que mejor gana, me ha dicho el jefe) y yo me quedo pasmada, después de una conducción con lluvia y mal tráfico, solo me queda llegar a casa y ponerme a escribir la ponencia desde el año pasado aplazada...
Queda ganando la autopista sobre otros atajos citadinos, pues por evitar la paralela me he metió por la seca y la meca y nadie ha chistado palabra aunque llegamos tardísimo a las casas… es tarde de lluvia y pasa.
Escucho que ya cesa el granizar y pienso en Sat, echada en el finísimo, hora de ponerme zapatos y llevarla al de rigor por el parque, de pronto ésta noche paseamos por la maca, como por variar.
Tengo en algún lugar que no recuerdo, el cable de pasar las fotos y extraño el bluetoth del otro para poner la de hoy en la carrera 30, llama mi madre, y le cuento que la he visto estacionada, se ha salvado de chepa de que la cogieran en pico y placa.
Gases del oficio a dicho el intestino grueso… que me voy de marcha y mañana es día de ventas y de ayudarle a la radio.
Me retiro a lo de la ponencia, chao.

13 de febrero de 2009

Los Buenos Tiempos

Amanece para mí en estos días a las 4:00 am, cuando suena girls, girls, girls, la canción que introdujese en mi vida la lagartija y que me levanta en las madrugadas.
Me baño, me visto y salgo a pasear a Sat, la cual se sentirá un poco rara de salir a esas horas tan poco soleadas, pero bueno, salida es salida creo yo que opina ella.
Ahora me tendré que afiliar a una EPS y por lo que he investigado n internet el tema es complejo, mañana iré a una a investigar en vivo, debo confesar que esto para mí es nuevo, pues la medicina siempre ha estado en casa y ahora se me convirtió en carnet.
Supongo que ha llegado los buenos tiempos, de madurar y ser adulta, en los que me juego cosas importantes y construyo mi futuro…
Me prometo escribir mañana el proyecto para Diana pues se me cierran los ojitos y hago chulo por que el proyecto de la memoria visual del proyecto matemático, salga bueno y me ponga universitaria el próximo semestre.
Son buenos tiempos los que hay en mi vida… sonrío, hoy es un día feliz, ya tengo tarjeta de operación.

8 de febrero de 2009

El Máster

Recuerdo cuando vi por primera vez en mi vida a Ajaib, era un hombre alto y fuerte, que parecía un viejito y nos contaba algo en un lugar atestado de niños y niñas, recuerdo la luz y la sensación de acogida que sentía acurrucada delante de mi madre.
Hoy, las cosas son muy distintas a entonces, pero sigue siendo, un día feliz.

5 de febrero de 2009

Escoger los forros

Terminando de dejar a punto a Laura Alcira (nombres de mi madre y de mi abuela, respectivamente) me fui a escoger forros ésta mañana, quedaron estos de un material muy bonito y espero resistente, me negué a comprar pana nevada, que me parece frondia y de buseta… respetando el gusto de quienes gusten de ella.
Ahora me dedicaba aponer en excel la lista detallada de horas de recogida y dejada de las niñas a las que ya tengo cariño y voy empezando a conocer.
Bueno me voy a hacer el almuercito y para el colegio… hoy con todo y las nubes en el cielo, es un día feliz.

4 de febrero de 2009

Tiempos de ser monitora

Resulta que las rutas escolares necesitan monitora y debido a que mi camioneta aún no tiene la tarjeta de operación yo he sido la de mis relevos, que por cierto, han sido toda clase de vehículos, desde lujosas Mercedes Benz, hasta destartaladas Kia donde todas vamos espichadas.
Me han faltado puestos y me han sobrado niñas; hoy… asustadoramente, me ha faltado una, afortunadamente era la cumpleañera y la recogieron, hasta ahora no han llamado los papás… los que si llamaron son los de la chiqui que enfermó y me piden que no pase a recogerla mañana y la de María Paula que me ha pedido que la deje en la portería.
Madrugar con estas chiquitas al colegio es una experiencia divertida, algunas se turnan abrir y cerrar la puerta y otras siempre quieren que les lleve la maleta hasta el andén, yo lo hago con gusto, también hay la que quiere anotar los numeritos de a qué hora se baja cada cual y sentarse delante, extrañamente aquí, ninguna pelea por la ventana.
Hay un montón de reglas que nos saltamos olímpicamente, como la de la emisora prohibida, tan pronto salimos del colegio… pégale chucureña.
Espero con ansia la vendita tarjeta de operación, ya radicada en la respectiva secretaría de tránsito, bueno mientras tanto paciencia, pensando que es divertido esto de las rutas escolares.