22 de enero de 2017

el agua al molino

Se levanta en la mañana Mangal con la campana del gas y el sonido de los carros por la carretera, yo despierto y pienso en el pájaro vivo, y en el pájaro muerto, una metáfora de mis amores por estos días, como me los han preguntado las diversas personas con las que he hablado por el principio del año.

Dijo el amigo Diego que las dejara por ahí solitas que ellas se adaptaban y eventualmente se irían solas, y así fue un poco, una se fue al otro mundo en las fauces de alemania, en medio de una escandola de brazos piernas y gritos, de la gata, de los perros y mios.  La otra logró cobijarse bajo la asoleadora y se les escapó a zorro y a paloma entre los árboles, es probable que no vuelva a saber de ella,

Así pasó con la dragona y el encuentro en la fiesta de m el viernes pasado, yo iba con la linda ricurita y zaz me la topé en la fiesta con su amiga p, que resultó ser mi compa de la u, Terminamos de hablar en un rara tu que rompí ayer tarde con un atardecer hermoso, que sea lo que sea, que venga la que venga, sabía yo desde el principio por donde va el agua al molino.







No hay comentarios.: