17 de octubre de 2016

chucula

a veces un olor transporta, como me ocurrió el sábado, cuando fui con unas señoras a mirar unas fincas para arrendar y sembrar comidita, después de la vuelta traían ellas en un termo algo de beber, que había que repartir para el regreso, dijeron que era chúcula y yo con cara de fo, dije que no quería, pero tan pronto destaparon el termo salió de el un aroma de mi madre, se me escurrió una lagrima y de inmediato pedí un vaso, era mi madre boyacense y de allí viene esa bebida mezcla de chocolate artesanal y 7 cereales tostados y molidos, es un choco grueso y aromado que me la trajo a la cabeza con un suspiro.

Como el vestido blanco que me puse para la marcha del silencio, uno que ella usaba para eventos importantes y que es muy lindo, ahora descansa en el tapete peludo mientras le saco el cuerpo a lavarlo, porque al olerlo, olía a su cuello y hace tieeeemmmmpos, no sentía su olor, 

Se volvió la semana en una nostalgia de recordarla y tenerla presente, a la doctora piedad, es lunes de fiesta y mañana vuelvo a las labores escolares, mientras tanto suena la lavadora y mi sensación de un mundo vacio y hueco donde sólo estamos netflix y yo.

La soledad de su partida esta en mi interior y puede que como digan sea sólo apego, pero, extraño a mi mamá.  ;( 

No hay comentarios.: