2 de diciembre de 2013

d y la maldita

D y yo nos hicimos amigos por una clase de mecanografía en la puj, de ahí en adelante fuimos compañeros de carro y de trabajos toda la carrera, nos seguimos viendo unos dos años mas y después  pasaron mas años y no supimos el uno del otro, hasta anoche, cuando al fin fui a Matando el tiempo de la maldita vanidad y allí estaba sentado, esperando el inicio de la función.

del teatro digo que es un amor desde la infancia y que me haré un curso tan pronto pueda, de la obra, que no pasa nada... y eso es lo que impacta y conmueve... la indiferencia.

fue un abrazo cariñoso y real, varios momentos de pasearnos por allí contando puntazos de nuestras vidas... que se van juntando las cosas dice una, que se abre el mundo y me haga sonreír teniendo la absoluta certeza de ser... un día feliz.



y la canción es porque nos acompañó mil recorridos de la casa a la u y visceversa.

No hay comentarios.: