21 de septiembre de 2014

ya no estoy en casa...

es domingo 6:22 am y ya no estoy en casa, terminé en la fiesta del apartamento de la terraza, tiempos aquellos que se viven con gusto, me atrae la rumba que vaina!!!... sobre todo sabiendo lo que me viene pierna arriba, pero quien puede saberlo en realidad? hay quienes sin esas penas viven y yo mientras tanto escucho a ajaib por dentro, siempre campanas... ayer de parche con el parce, que me fue a recoger a sabji después del satsang, se limpia la casa de porquería, eeee ave maría, mi cuerpo responde al tratamiento con creces.
La pasamos bombi en su carro nuevo, limpiesito impecable, da gusto... foto frente al nuevo emplazamiento de la quinta, se sienten unos nuevos ochentas en el ambiente... mientras tanto.
Ha entrado el invierno y la perspectiva me llena el corazón de gozo, me gusta el agüita, me gusta conducir en mojado, pero seguiré al sabio, esperaré mi turno con paciencia, al último de la fila, que llaman, me encanta eso, la analogía del carro, manejando por el mundo sin pertenecer a el, una mezcla infinita de imágenes y formas, de costumbres, de empeños, de felices momentos y movimientos, sabiendo como es que se hace esa vuelta, carajo!
aprender a controlar el impulso, entenderlo todo mágicamente y luego, al fin... morir.


me sonrío, hoy, es un día feliz.

No hay comentarios.: