14 de abril de 2016

los días no son como los pintan

Es temprano, no son ni las 6 30, he leído a l y a p, he visto porno, me he tomado mi vasito de agua y otras cosas que ni cuento, hoy fue día libre de ruta así que después de semanas estoy en la camita a estas horas entre semana y soy muy feliz, amo mi camita, su sensación de calorcito mullido, sus almohadas y cojines, su ser ella mi refugio en la vida siempre.

No todo es dicha en el día libre pues en un rato me voy al taller a cambiar los bujes de la suspensión que andan en la mala y como hay tiempo y plata, pues tocó ponerlos en la lista del hacer, el sábado me voy de paseo a la jinca calentana con los del laburo, me siento entusiasmada al respecto de ir a ver a los mounstruosos.

6:59 pm, el día no fué como imaginé, me fue cogiendo la tarde entre rascarme la barriga, ver el día desde la ventana y poner el dvd de tarzán, pero que carachas, era mi día libre, casi las nueve cuando estaba lista y mi intensión era llegar al taller a las 8 para que se alcanzara a hacer la vuelta, decidí entonces no pasar por donde mi mamá y salir directamente para donde los chicos,  pero cuando quise comunicárselo a mi ma, me contestó el teléfono con un hilo de voz.

salí en bombas para las torres y la encontré en el baño muy malita, entonces decidí emprender el arreglo del cuarto grande, quedó descartado el arreglo del carro, primero lo primero y primero fue mi madre, porque pronto habré de dormir allí mas seguido, hay que ir ambientando el cambio de cuidar a la ma en las noches.

como siempre empecé por la cocina y no la organizaba completa hace años, labor de titanes, me pasé luego al cuarto que había dejado por mitad y quedó bastante decente, aunque le queda faltando un último empujón, pendientes quedaron el cuarto de ropas, debajo de la escalera y debajo del lavadero, ya vendrá ese cuando supongo.

jueves 7 22 pm, ya no hay viaje con los compas del laburo y llegaron los comentarios del video donde le dieron palo a la lata, pero bueno, es del oficio que eso pase, la gente suele pedir cambios que al final ni miran y quien escribe, bueno, es una vieja conocida...

he vuelto hoy a casa de mi madre y me he tenido que ir de una, porque no soportó mi presencia, dice que vengo muy cargada y me cierra la puerta del cuarto, yo no me pongo brava con ella, sólo me cuesta aceptar que se vaya; conversé con  mi tía y bueno, ya me siento un poco mejor al respecto de lo ocurrido, ahora a mejorar el sonido y a hacer la cosa como es.



No hay comentarios.: