3 de septiembre de 2016

de requira a mesitas

hace muuuuchos años, cuando aún estaba en el internado, fui de paseo con mi madre a ráquira, cuando andábamos por sus calles, mi madre se detuvo frente a una puerta y me contó que allí, en esa casa me había concebido, es decir, allí se habían echado el polvo ganador  y purrundun se encontraron el ovulo y el espermatosoide,  que terminaron convirtiéndome en quien soy.

hoy estuve en ráquira y no se me pareció a la que conocía (quise ir a la puerta que me mostró mi ma, pero no la logre, lo que si pude fue recoger los tablones del piso que hacían falta en mesitas, donde los perrunos estaban mininos y había visitantes...

ya al fin descanso en casa, pero fue un tremendo viaje, con música de angel... buen tiempo el de crecer...






 

No hay comentarios.: