11 de enero de 2014

la hija del ángel y la piedad ilichtna

llegada de armenia me cogen con la noticia de que nos toca cambiarnos de casa antes del 28 de febrero, algo completamente retador justo cuando como de costumbre en éstas épocas del año, estoy prácticamente en ceros (e no pagó y el viaje de fin de año fue más cerca, por lo cual, recibí menos de lo  previsto) hoy voy con mi madre al lavadero cada una a lavar su carro...

ayer saqué las cosas que tenía en la billetera para saber que se quedaba y que se iba, y resultó que me encontré unas fotos de mis padres ambos en una edad en la que ya se enfrentaban a la muerte inminente por el mismo mal y me quedé impactada, mientras mi padre tenía cara de feliz (probablemente estaba borracho), mi madre tenía cara triste, sin embargo es interesante que estando en un estado similar en el momento de descubrir el mal, ella siga viva, bien y activa y el ya en cama y todo eso... sistemas de salud... y lo mejor de la inspección fotográfica, yo, tenía una cara intermedia... claro, yo soy el día feliz de la familia.


No hay comentarios.: