17 de abril de 2014

el entendimiento

es un gusto por el peligro que sobrepasa todas las fronteras de sensatez, todas aquellas que indican arañazo o mordisco, pero no puedo dejarlos quietos, me gusta ese peligro a la hora de mover la mano tentadora para un gato.

supongo que un poco eso mismo me pasa en éste caso... al clic respondió con la consabida ponzoña, la misma de siempre que hago contacto, el filo de sus garritas tocó una y otra vez mi piel de la culpa, pero no importa un razguño y otro cuando se curte la piel en llanto... y la frase, YO NUNCA HE DICHO QUE NO TENGO LA CULPA, se me viene como un martillo, si quieres ser martir adelante, en mi opinión te lo mereces un poco y yo, otro... se como era yo en ese momento y las muchas cosas que hice para que eso pasara... no fue una época fácil y sé que causó la despedida, ni siquiera la llamo ya traición, porque yo empujé para que eso pasara.

yo se, yo se que a ellos no les gusta la molestadera, pero no me aguanto, me dan ganas de retorcerlos... como el hombre del cuento clásico gringo, el tonto que espicha al ratón porque le gusta tanto... que lo acusan de asesinato de unas niñas y el solo quería ayudar, época de depresión principios del siglo xx.

para que quiero ver su redonda cara feliz al lado de la infame en el face si me retuerzo... y tiene razón, es un poco masoquista, un poco loco que si me duele tanto que se haya ido, para que quiero que vuelva virtualmente en unas fotos que no son para mi y no me dicen nada, y no, yo no quiero que sea mi amiga... para mi los amigos son algo mas noble que... entonces, no debería ser el amor mas puro?... coño, si ella no lo siente... si lo ha dicho mil veces en todos los tonos... me merezco las dentelladas, cada latigazo de la lengua, cierro en puño la mano, ¿para que la quiero cerca si me desgarro de solo pensarla... como no entendió lo que yo llevaba por dentro, ya para que quiero que lo entienda?

porque... porque si se que no le gusta, que no le interesa, que no le importa, que está allá y yo aquí, para que insisto en mover el trapo, para que quiero garritas y colmillos... absurdo...   dios quiera que al finnnn haya llegado el entendimiento.

y se pasea el gato por detrás de mi pierna cuando preparo el desayuno, yo cierro los ojos, lo olvido todo por un segundo y pienso que es domingo.







No hay comentarios.: