16 de febrero de 2016

venía por el suchi

y me encontré a mi ma color amarillento muy malita en la sala, no fue a clase, almorcé haciéndole visita y revivió por completo hasta sonrisas me regala, fue bonito que me dijera que se alegraba de haberme visto, cuando no esperaba que fuera, me hizo feliz verla y luego cuando venía de cota, me acordé de su carita y me sonreí por dentro, estar con ella, sobre todo en estos días en que aguanta unos dolores bárbaros me la recuerda tan bella, en su fe de que dicho sufrimiento la llevará a no volver a este plano físico, volví por la tarde después del laburo y la pasamos juntas varias horas, me despedí oliéndole la nuca... hoy soy un día feliz. cuando aún tengo a mi madre en casa.

No hay comentarios.: