4 de agosto de 2016

el robo del siglo

fueron ocho anillos y media porción de papas... todo sucedió porque vine a bogotá creyendo el compu dañado, no me prendía (dejé el cargador aquí) y el de mi hermana funcionó a medias y pareció por un momento que se había muerto el pobre, no fue nada sólo falta de batería, pero como ya estoy aquí, fui a dar una vuelta con lf que estaba en la tadeo y tenía una hora libre, bajamos al presto de la septima y allí estábamos cuando entró un hombrecito oloroso, como la familia que estaba dos mesas adelante de nosotras no le dio nada, se vino a por éstas reinas que por supuesto, le ignoramos, primero trató de pedir, pero enfadado agarró 3 anillos del plato de ella, quedamos lelas y al ver que no oponíamos resistencia, se agarró los mios también y de paso las papitas, cuando le echó el ojo al pie con helado de arequipe le dije: ah no, el postre si no!!!, dice lore que empujé el postre sobre la mesa, para alejarlo de su mano, fue reflejo ni me di cuenta, una cosa es que tenga hambre pensé y otra que se lleve hasta el postre.

No hay comentarios.: