30 de julio de 2014

herirme, estrellarme, hacerme daño

soy una persona auto destructiva, es un hecho físico que va más allá de lo explicable, a veces tengo el cuerpo tan lleno de furia sin sentido que la garganta no soporta el fuego y entonces bebo o fumo para calmar ese nervio, como, como papas en cantidades y sin medida... a veces pienso en  la ira contenida, en su forma, en su color, en su ensordecedor ruido y trato de hacer simran, otras, las más, me muerdo los dedos o me pellizco las orejas hasta la sangre, o enceguecida estrello el carro contra algo obviamente no de modo consciente, sólo me pasa, que paila, porque también hiero a quienes se acercan, con palabras, con hechos, como los perros con miedo, como el perro que me mordió el  dedo del corazón... creo que al menos escribirlo es un modo de enfrentarlo, ahora, tiemblo, porque no quiero hacerle daño a nadie mas, ni a mi misma, nunca más... Dios quiera y algo pase y deje de hacerme esto.

No hay comentarios.: