20 de noviembre de 2013

mardi

Me he pasado refundida en Engativa un buen rato esta tarde, pero estuvo chévere antes de eso ir a la obra de unas mujeres de la localidad sobre empoderarse como mujeres y ser y revelar los derechos y hacerlos creíbles para la gente en el barrio wachu wachu donde me pegué la refundida... nunca por ese sector de la ciudad, por lo cual me gusta el laburo de conductora, que voy a lugares nunca imaginados, y así, entonces pensé en el encuentro de saberes femeninos, una historia aguda sobre el país que viven las mujeres en distintos puntos de Colombia reunidas en Bogotá.
Por otro lado, fue rápida la espera del penúltimo día de cole con el desayuno de despedida, que incluyó mi ahora tradicional presentación rockera y luego en un rapidito irme a por combustible... ahora estoy en casa, viendo la novela de las madres adolecentes mientras escribo un rato y pienso que en todos lados se cuecen habas, que gracias a Dios hay laburo y que la vida coge su camino... mientras yo sigo siendo, un día feliz.






No hay comentarios.: