9 de junio de 2014

vino y se jue

entonces fueron dos días estupendos en que me colgué de su brazo como un loro y ahí estuve loruda a su lado por toda bogotá, compramos, almorzamos, motoseamos, cenamos, nos abrazamos, nos arrunchamos, le cogí la mano y le di pequeños besitos por todos lados, ninguno en la boca, porque no dejaba... dice que no se come a las amigas y como ahora sólo quiere ser mi amiga, pues amiga soy suya hasta que la parca me saque del juego... es tan linda chu como siempre y me ha dicho, después de los años de no vernos que lo entiende todo y no me reprocha, pero no puede estar mas conmigo y se lo entiendo y se lo respeto y mas la quiero por eso... la dejé en el aeropuerto y de despedida nos dimos un andeniado y yo no lloré pero la llevo en mi corazón como siempre... chu.

No hay comentarios.: