2 de septiembre de 2013

martes en casa

bueno, ahora me tomo la vida con calma, probablemente siempre me la he tomado así, pero ahora se ve tan real que me da escalofrío y ganas de mariposa, hoy fui a poner las rayas bajas de la parte de atrás del carro, desde el accidente con el carro militar, estaba pintado de blanco ese pedazo y sólo hasta la revisión de la policía me exigieron los 60 cms, asi que preferí 30 ahora y no quien sabe cuanto por la multa después.
Fui a visitar a l a su tienda y estaba re contenta, lo cual me hizo feliz por ella, compré en su super el papel y cosas de esas que ahora compro en poquito, para uno, como soy. el hongo de toda la vida...
de allí y de las compras de verdura en tienda de barrio... mi respuesta citadina al tema del campesinado que tanto me atañe y tanto me sigue doliendo después de los 50.000 mil efectivos de santos.

para que se tiene la fuerza si no es para usarla, y me hago cruces y me persigno en imaginario por el motociclista que tumbé con consecuencias de 50, más el golpe pero aún no se por cuanto saldrá y una sonrisa hermosa me recuerda que eso salió en bien como saldrá todo lo demás.

de mi madre no sé hace días y tendré que ir antes del jueves, para ver la carta y traer algunos otros muebles y las cajas de herramientas, tengo una profunda locha de buscar casa, pero se que me toca hacerlo pronto... primero laburo, dijo la mente pensando en chavos, estoy en casa luego de un almuercito un tris salado y un vaso de agua y pienso en chucho y su cumple... que le he puesto mensajes, pero no le he hablado hoy... cuando será ese cuando de la piscina y la mesa de billar... 

No hay comentarios.: